20 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Rajoy y su cúpula celebran una cumbre sobre Cifuentes y deciden ir a por Cs

La última reunión del comité de dirección del PP, celebrada el lunes.

La última reunión del comité de dirección del PP, celebrada el lunes.

En la reunión, el presidente no dio pistas sobre sus planes para la presidenta madrileña, que sigue contando con su apoyo y el de Cospedal. Rajoy no da esta batalla política por perdida.

Mariano Rajoy no da esta batalla por perdida. O al menos no aún. La última consigna del presidente en torno al caso Cifuentes es poner la lupa de aumento sobre Ciudadanos. Todo lo que se pueda y más.

De ello hablaron los miembros de la dirección nacional del PP en la reunión mantenida el lunes en la sede de Génova 13, en la que nadie planteó siquiera la opción de la dimisión, le cuentan a ESdiario. Quieren los populares que Cs se cueza en sus propias contradicciones, como con los casos de Toni Cantó y de la secretaria de Organización de los naranjas en La Rioja.  

 

De ahí que ese mismo día Javier Maroto saliera al ataque contra Cs en la rueda de prensa posterior. Y que este martes el portavoz en el Congreso, Rafael Hernando, pidiera la dimisión de Cantó como gesto de coherencia de Albert Rivera, por atribuirse un título de pedagogo que no tiene. 

En la cúpula del PP están convencidos de que están siendo objeto de una doble vara de medir y se resisten a poner el listón tan alto como forzar la dimisión de una presidenta regional -y no cualquiera- sin que haya imputación judicial, ni un resultado concluyente de la investigación de la Universidad Rey Juan Carlos, ni tampoco un pronunciamiento contundente de la Conferencia de Rectores. 

En los argumentarios internos de esta semana no hay, no obstante, alusión a Cifuentes ni a Cs

La conjura de la dirección popular contra Cs, no obstante, no ha descendido de los peldaños superiores. De hecho en los argumentarios internos repartidos por el PP esta semana a los diputados, senadores y demás cargos intermedios del partido se habla de los Presupuestos, de Cataluña y de los EREs, según ha podido comprobar este diario. Pero no de Cifuentes y Cs

Pasan los días, el reloj sigue corriendo hacia el 30 de abril (probable fecha de la moción de censura en la Asamblea de Madrid) y en la cúpula del PP la intranquilidad es manifiesta. Es o Cristina Cifuentes o la Comunidad de Madrid. Tan simple y tan complicado.

El lunes los miembros de la dirección nacional salieron de la reunión sin ninguna certeza sobre lo que va a hacer Rajoy con Cifuentes, cuyo entorno sigue insistiendo en que si el presidente le pide que renuncie, lo hará sin oponer resistencia.

En el sanedrín del PP hay diferencia de opiniones, aunque sólo María Dolores de Cospedal y Fernando Martínez Maillo le han dicho a Rajoy a la cara lo que opinan. La secretaria general sigue siendo el apoyo más firme de Cifuentes, aunque algunos tienen menos reparos en anteponer la Presidencia madrileña a la presidenta madrileña.

Lo único que parece claro a estas alturas de abril es que la crisis no se resolverá hasta el minuto final y que las conversaciones con Ciudadanos siguen, aunque Albert Rivera ya haya dicho por activa y por pasiva que nada le hará recular en su decisión de pedir la dimisión de Cifuentes.

No hay interlocución a nivel regional, pero sí al nacional. En la reunión del lunes Martínez Maillo contó que sigue en contacto permanente con Cs (con José Manuel Villegas). Pero poco le ha cundido. Al menos por ahora.   

Comenta esta noticia
Update CMP