18 de noviembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Audi Q3 Sportback, una carrocería para presumir

La última iteración del SUV compacto de los cuatro aros es una carrocería con líneas “coupé” que le dota de una imagen muy deportiva. Lo mejor es que apenas supone peaje de habitabildad.

El Audi Q3 Sportback se posiciona en lo que se han dado en llamar Coupé Utility Vehicle (CUV), es decir los SUV con diseño deportivo, un hecho que viene dado por su trasera tendida tipo coupé. Este tipo de coches suponen por tanto el nicho del nicho, pero es un segmento ciertamente competido entre las marcas premium, no en vano tengamos en cuenta que ya militan el Mercedes GLC y el BMW X4. El representante de Audi llega por tanto con retraso, y recurre a una buena dotación de serie, un interior de gran factura y una habitabilidad que sólo pierde 5cm en las plazas traseras y 125 litros de capacidad de carga total para ganarse adeptos. 

En sus 4,5m de largo esta variante del Q3 presenta una luna delantera más tendida, un techo que se encuentra 3cm más cerca del suelo y una carrocería que es 16mm más larga que la de la variante crossover. La distancia entre ejes por supuesto no varía, como tampoco lo hace la gama de mecánicas disponibles por el momento, aunque a finales de año va a llegar una interesante opción del 1.5 TFSI de 150CV con hibridación suave (MHEV) a base de una batería de 48 voltios con la que conseguirá la etiqueta ECO. Llevará además desconexión de cilindros así que promete un ahorro de hasta 0,5 litros a los 100.

 

La oferta mecánica actual se ciñe a dos motores cuatro cilindros de gasolina (1.5 TFSI de 150 CV y 2.0 TFSI 230 CV) y dos diésel, también de cuatro cilindros (2.0 TDI de 150 Cv y el 4.0 TDI de 190 CV). En 2020 llegará otro motor de gasolina con 190 CV y la pasional versión RS Sportback con el increíble 2.5 TFSI de cinco cilindros y 400CV de potencia. Las prestaciones de todas las versiones son idénticas a las de su hermano el Q3 normal. La dirección se ha ajustado algo para resultar todavía más precisa, y el comportamiento en carretera con la suspensión deportiva, que en esta carrocería es de serie, se muestra muy dinámico en toda circunstancia.

A nivel de habitabilidad el Audi Q3 Sportback paga pocos peajes a pesar de convertirse en el “más guapo” de la familia. La banqueta del asiento posterior sigue pudiendo deslizarse a lo largo, aunque aquí 2cm menos que los 15 del Q3 normal, y los respaldos se pueden regular en inclinación y son abatibles por completo separados en tres secciones, con lo que se puede conseguir hasta 1.400 litros de capacidad máxima, que son 1.525 litros en el Q3. La altura hasta el techo detrás baja 5cm, pero aun así admite pasajeros de hasta 180cm sin problema.

 

El precio del nuevo Audi Q3 Sportback arranca en los 39.220 euros y se va hasta los 50.660 euros en su versión más cara, los que supone cerca de 3.000 euros extra sobre la carrocería normal, que es el precio de lucir palmito deportivo en la puerta del garito de moda. Existen como ya es habitual en la casa 4 niveles de equipamiento y distintos paquetes con los que conseguir hasta un 35% de ahorro en las opciones para configurar una unidad a medida de cada cliente. Bienvenido mini Q8.

Comenta esta noticia
Update CMP