13 de julio de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Cristina Seguí disecciona a feministas y "feministos" y sacude a Lastra y Beni

La periodista presentó su libro en Madrid sin contratiempos, a diferencia de lo ocurrido en Zaragoza. Y no se calló: El feminismo es el fascismo pero con un traje más o menos atractivo".

La escritora, colaboradora de OK Diario y cofundadora de Vox, Cristina Seguí, presentó en Madrid su libro Manual para defenderte de una feminazi: y otros asuntos de alta necesidad. Una publicación en la que Seguí critica el movimiento feminista y la "ideología de género".

Junto a ella estuvo acompañándola durante la presentación Hermann Tertsch, periodista y actual eurodiputado de Vox, quien calificó el libro como algo "muy serio, pero con mucha guasa". Y no, esta vez no hubo boicot en la Universidad Francisco Marroquín como el que sufrió en Zaragoza, donde tuvo que cambiar dos veces de ubicación (primero le falló el Teatro Principal tras una denuncia del PSOE y después una cadena de hoteles).

Se trata de un libro en el que Seguí defiende que el feminismo que se refleja actualmente en la sociedad es "un arma totalitaria de chantaje y coacción a la población masculina", así como "una de las mayores amenazas para la mujer del siglo XXI".

"El feminismo no es otra cosa que el fascismo pero con un traje más o menos atractivo", sentenció la escritora al inicio de la presentación. "Hay muchos tipos de feministas: la feminista bollera, la feminista de chiringuito, la feminista mascota que es esa que lleva al novio de perro y al perro de novio…", comenzó explicando Seguí. Y también el "feministo de barba y culo peludo que te dice 'yo soy feminista desde que nací'".

"Pero detrás de todo esto tan gracioso hay algo muy preocupante y es que se está comprando una máquina de picar carne humana, de picar carne profesional. Desde el punto de vista social acaba con la vida social de ciertas personas y con las posibilidades de tener un futuro en el mundo académico", aseguró.

 

"Esta máquina de picar carne acaba con el hombre y su seguridad jurídica, con sus posibilidades de desarrollar su vida de una forma sana junto a una compañera", criticó Seguí. "El feminismo te obliga a autocensurar todas tus ideas, palabras y pensamientos y a ser perseguido si no lo acatas", dijo tajantemente.

Aunque también se permitió alguna broma: "Me lo paso bien y no me he convertido en Adriana Lastra, lo cual también tiene que tener muy contento a mi padre", sostuvo entre risas del público. Que no se rieron tanto -tampoco Tertsch- cuando Seguí hizo alusión a Elisa Beni, Cristina Fallarás y "algunas presentadoras de televisión de las cuales alguna también me ha despedido". 

Comenta esta noticia