18 de julio de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El entorno de Carmena envía un mensaje a Podemos que deja tiritando a Echenique

Manuela Carmena, en un acto junto a Pablo Iglesias.

Manuela Carmena, en un acto junto a Pablo Iglesias.

El número dos morado tiene un nuevo frente tras la guerra civil en Andalucía. Pretende imponer unas primarias a la alcaldesa de Madrid para las elecciones de 2019. Pero ella no quiere.

Sin que se hayan apagado aún los ecos de la batalla interna que la dirección nacional de Podemos mantiene contra su federación en Andalucía, un nuevo frente se abre para el secretario de Organización del partido morado, Pablo Echenique. Y nada más y nada menos que en la joya de la corona de Pablo Iglesias, el Ayuntamiento de Madrid.

 Todo por la posible continuidad de Manuela Carmena como candidata de Ahora Madrid en los comicios de 2019, haciendo tándem con Íñigo Errejón. Pero Echenique pretende obligar a la alcaldesa la capital a someterse al proceso de primarias que prevé los estatutos de Podemos. Y ella no solo no quiere, además exige libertad absoluta para diseñar su equipo y purgar a los ediles que más problemas le han generado esta legislatura.

En la polémica ha terciado este miércoles el segundo teniente de alcalde, Nacho Murgui, que defiende en una entrevista que "lo lógico es que quien encabeza la lista para un gobierno tenga la posibilidad de elegir cómo es su equipo".

Murgui -afín a la regidora- entiende la continuidad del gobierno del cambio en Madrid "si lo encabeza Manuela Carmena" y "si el protagonismo es ciudadano".

"En el contexto de intentar ganar unas elecciones municipales y de darle continuidad al proyecto, creo que el hecho de que Manuela Carmena encabece un proyecto municipalista, una lista ciudadana que siga con las tareas que estamos desarrollando, que le dé continuidad al proyecto, es una condición de posibilidad de que las cosas lleguen a buen puerto", ha indicado el concejal.

Murgui ha remarcado que "lo que importa fundamentalmente es quién encabeza la lista", como se ha visto en otros procesos. Fue el caso de Barcelona en Comú en 2015, cuando los votantes escogieron a la cabeza de lista, Ada Colau, con su correspondiente equipo.

"Lo lógico es que quien encabeza la lista para un gobierno también tenga la posibilidad de elegir cómo es su equipo, eso es fundamental", ha sentenciado. Aviso a navegantes para Echenique.

Comenta esta noticia
Update CMP