Los vendedores de la plaza Redonda entregan 3.000 firmas para que no los tiren

Francisco Campos, presidente vendedores de la plaza Redonda

Francisco Campos, presidente vendedores de la plaza Redonda

El centenar de vendedores, que llevan cerca de 50 años vendiendo en esta zona, han pedido una nueva reunión con Ribó tras no conseguir reunirse con el concejal de Mercados.

Los vendedores que todos los domingos se congregan en el Mercado Central y en la plaza Redonda de Valencia han presentado 3.000 firmas contra el intento del Ayuntamiento de la ciudad de "tirarlos" de la zona.  

Los cerca de 100 vendedores dominicales ya han recogido, en menos de dos fines de semana, cerca de ese número de firmas de ciudadanos y ciudadanas de Valencia en apoyo a sus reivindicaciones y para que se les siga permitiendo vender los domingos en esta zona donde llevan cerca de medio siglo haciéndolo.

Como ya les contamos en ESdiarioCV, el Ayuntamiento quiere que sólo puedan vender los domingos libros antiguos y cromos, e impedirles que vendan lo que siempre han hecho toda la vida. Hasta la fecha este mercadillo, que lleva décadas abierto y que es un punto de visita de miles de valencianos, vende desde ropa, calzado, plantas, flores, hasta otro tipo de complementos y artículos de regalo.

El presidente de los vendedores, Francisco Campos, ha explicado que “la campaña de recogida de firmas se inició hace dos fines de semana y ya hemos recogido cerca de 3.000 de ciudadanos y ciudadanas anónimas que visitan cada domingo el mercado. Todos los firmantes coinciden en apoyarnos y no entienden cómo quiere dejar sin trabajo a cerca de 100 familias el Ayuntamiento de Valencia donde se supone que hay un gobierno progresista de Compromís y PSOE. Nosotros no somos grandes superficies, a las que se les deja abrir el domingo el gobierno municipal de Joan Ribó, somos trabajadores que vivimos de la venta en nuestros puestos en la calle, pero a pesar de ello, nos quieren obligar a marcharnos”.

Campos señala que aplicando la nueva ordenanza que aprobó el actual gobierno municipal “nosotros tenemos una transitoria para poder seguir vendiendo artículos de regalos hasta el año 2026. Son nuestros derechos luego de más de 40 años vendiendo en este punto y somos muchas familias las que dependen de nuestras ventas los domingos. Pagamos nuestros impuestos y lo que único que encontramos es un gobierno municipal que nos quiere dejar sin trabajo”.

Los vendedores han pedido una nueva reunión con el alcalde de Valencia, tras no conseguir reunirse con el concejal de Mercados, Carlos Galiana, a pesar de solicitarla varias veces.

Comenta esta noticia
Update CMP