23 de julio de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Barones del PSOE multiplican consejerías y asesores para colocar a medio Podemos

Los tres socios en la Comunidad Valenciana, donde se ha ensanchado el Gobierno para meter a Podemos.

Los tres socios en la Comunidad Valenciana, donde se ha ensanchado el Gobierno para meter a Podemos.

Ximo Puig, Francina Armengol, Ángel Víctor Torres, Concha Andreu... todos optan por ensanchar sus gobiernos para dar entrada a los morados, aunque sea a costa de gastar más.

La entrada de Podemos en los gobiernos de varias comunidades está saliendo a las arcas públicas por un pico entre vicepresidencias, consejerías de nueva creación, direcciones generales, secretarías autonómicas, asesores y dotaciones presupuestarias para los recién llegados. Los que venían a asaltar los cielos y ahora se disputan los mejores sueldos de casta.

El PSOE se ha visto obligado a repartirse el poder con los morados y con diversos partidos regionalistas para hacerse con la Comunidad Valenciana, Baleares, La Rioja, Canarias, Aragón, Asturias y quién sabe si también Navarra finalmente. 

Y, para no ceder puestos, los socialistas han optado por pactos por adicción: añadir vicepresidencias y consejerías a los ya de por sí amplios organigramas para hacer hueco a los nuevos. Engordar los equipos al fin y al cabo.

El ejemplo más palmario es la Comunidad Valenciana. Esta vez Ximo Puig se ha visto obligado a meter en su Gobierno no solo a Compromís, sino también a Podemos. 

La legislatura pasada había una Vicepresidencia, la de Mónica Oltra, y 10 consejerías. Esta vez los tres socios pactaron crear un Ejecutivo con un máximo de 15 consejerías en una región de apenas cinco millones de habitantes.

Al final, para incluir a Podemos, se ha creado una nueva Vicepresidencia y dos consejerías (Vivienda y Arquitectura Bioclimática e Innovación y Universidades), hasta sumar 12. Eso y 29 secretarios autonómicos. 

En Baleares Francina Armengol, que la pasada legislatura lideró un equipo de 10 consejeros, va por el mismo camino para dar cobijo en su Gobierno a Podemos y Més. Por lo pronto ha creado una Vicepresidencia para el exdiputado de Podemos Juan Pedro Yllanes, y aunque las negociaciones no están cerradas se habla de hasta 12 consejerías y dos nuevas secretarías autonómicas. 

En Canarias el PSOE va a tener que contentar con puestos de responsabilidad a Podemos, Nueva Canarias y la Agrupación Socialista Gomera. Siguiendo el modelo valenciano y balear, ya se habla de que los morados ostentarán una Vicepresidencia de nueva creación, y el PSOE ya ha dicho que no se conforma con menos de seis consejerías. Así que habrá, seguramente, 10 en total.

En Aragón, Javier Lambán viene de presidir un Gobierno de nueve consejerías y el apoyo de Chunta Aragonesista la pasada legislatura, pero esta vez también tendrá que hacer sitio al PAR entre sus consejeros. Traducción: habrá más. 

Y en La Rioja, la futura presidenta, la socialista Concha Andreu, se ha comprometido en una entrevista a "no incrementar" el modesto Gobierno -en comparación con otros ejecutivos regionales- que tenía el popular José Ignacio Ceniceros, formado por ocho consejeros. Habrá que ver si cumple.

En paralelo, este miércoles se ha conocido que, según el Boletín Estadístico del Personal al Servicio de las Administraciones Públicas, el Gobierno de Pedro Sánchez ha batido récords en la contratación de personal eventual de libre designación -a dedo- con 670 personas. Lo nunca visto con Mariano Rajoy, José Luis Rodríguez Zapatero ni José María Aznar, según publicaba Cinco Días.

El mayor incremento se produjo a consecuencia de separar los ministerios de Presidencia y Política Territorial y Función Pública, que en tiempos de Rajoy estaban juntos. Dividir, en política, multiplica gastos, como está ocurriendo ahora en los gobiernos regionales. 

Comenta esta noticia
Update CMP