15 de julio de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Sánchez el apaciguador: las escandalosas cesiones al separatismo, una a una

¿Por qué no se atreve el presidente a conceder indultos directos? En su lugar, ensancha y pervierte los límites de todo, con estos episodios tan bochornosos sobre la mesa.

 

 

La política de apaciguamiento que pretende exhibir el Presidente Sánchez con el nacionalismo radical  no es nueva, ya se experimentó hace casi un siglo en Europa por el Primer Ministro del Reino Unido, Neville Chamberlain, antes de la Segunda Guerra Mundial, creándose la “Política de apaciguamiento”, siendo la foto de la vergüenza la que inmortalizó  el encuentro entre este político y el dictador Adolf Hitler el 24 de septiembre de 1938.

Viendo la cara sonriente del dictador alemán podemos comprobar que logró su objetivo que era la humillación de la democracia. Observando la fotografía nos podemos dar cuenta de lo importante de las imágenes para conseguir el objetivo buscado, y en eso los nacionalistas son expertos, puesto que logran crear el relato con el que seguir llegando a las vísceras de sus parroquianos, recomiendo que  se vea dicha escena fotográfica y como Hitler recibe a Chamberlain, colocándose dos escalones por encima, obligando al inglés a mirar hacia arriba y Hitler mirando hacia abajo, toda una escenificación de “Aquí mando yo”.

 Volviendo a el apaciguamiento como método político, quiero destacar que la misma  se cimentó en que las democracias liberales iban cediendo ante las reivindicaciones del nacionalismo alemán con la idea de que así se calmaría a la bestia, debilidad  que iba aprovechando el nacionalismo. Así Hitler fue consiguiendo sus propósitos yendo de mesa en mesa de negociación.

El momento culminante de esta política fue la Conferencia de Munich en la cual  Chamberlain aceptó las garantías de los nacionalistas alemanes para mantener el equilibrio europeo y evitar un nuevo conflicto, incluso se llegó a afirmar que los acuerdos de Munich eran “la paz para nuestros tiempos”. Un año después comenzó la Segunda Guerra Mundial con la invasión de Polonia, lo cual terminó con el descrédito  del Primer Ministro del Reino Unido, llevándole a un voto de censura en el Parlamento a manos de Winston Churchill que militaba en su mismo partido.

 

Esta parte de la historia europea me ha hecho pensar que la política  que está llevando a cabo Pedro Sánchez con los nacionalistas e independentistas nos va a conducir al mismo punto en que se encontró Europa en los años treinta del siglo pasado, solo hay que cambiar la frase “política de apaciguamiento”, por la frase acuñada por la factoría de la Moncloa:

“Agenda para el reencuentro”, documento que Sánchez entregó al condenado por desobediencia e inhabilitado Torra en  su reunión de Barcelona en fecha 6 de febrero de 2020 , fecha que puede pasar a la historia de España como la de la Conferencia de Munich pasó a la historia de Europa, puesto que se están cediendo demasiadas piezas , las cuales son exhibidas por el independentismo como trofeos de caza.

 

 

Se cesó al Abogado general del Estado para que no se acusara a los golpistas por rebelión , se cesó a la Fiscal General del Estado Mº José Segarra  por ser independiente siendo sustituida por Dolores Delgado como le exigió Rufián en las reuniones secretas de la Moncloa, se está permitiendo que los presos por dar el golpe de Estado el 1 de octubre, estén saliendo de la cárcel para efectuar trabajos en entidades y empresas de la órbita independentistas sin que vaya a existir control alguno sobre la efectividad de los mismos.

Y se ha cesado a la Secretaria de Estado de Seguridad y al director de la Guardia Civil para garantizar perfiles más cómodos al nacionalismo , el partido socialista votó en contra de que la Eurocámara investigara los crímenes de ETA aún  no juzgados por los tribunales españoles, se ha cesado a la abogada del Estado del Ministerio de Hacienda que defendió la comisión del delito de malversación por los independentistas en el juicio del “procés”, se va a ceder a los nacionalistas vascos las gestiones de las cárceles para garantizar un tratamiento favorable a los terroristas de ETA .

Pero lo más grave de todo es que se va a reformar el Código Penal para modificar el delito y las penas por sedición  con la excusa de que se quiere adaptar esta figura a la regulación existente en derecho europeo. Sin embargo, considero que la reforma que el Gobierno pretende llevar a cabo es un indulto a sus socios de investidura condenados por un golpe de Estado , por lo que es un indulto vergonzante.

Si el Gobierno quiere apaciguar al independentismo con un indulto encubierto , ha de ser al menos transparente y asumir el coste político de aprobar un indulto a delincuentes. Sánchez por una vez ha de decir la verdad y  explicar a la sociedad , si es que puede sin que se le caiga la cara de vergüenza , qué razones de justicia o equidad aprecian para aprobar el indulto a unos delincuentes condenados que no manifiestan arrepentimiento alguno y que afirman "lo volveremos a hacer.

Hay que imaginar que el Gobierno indultara a los maltratadores de violencia de género que digan que si salen de la cárcel volverán a atentar contra una mujer , porque es lo mismo , estamos ante delincuentes que dicen que en cuanto puedan volverán a violar la Constitución.

El indulto directo

Pienso que a Sánchez le falta valentía para asumir el coste político del indulto directo y asumir el coste judicial que implicaría que la Sala tercera del Tribunal Supremo revisara esta medida. Igualmente no quiere que le recuerden  que las leyes se aprueban con carácter general y no para solucionar los problemas penales de personas determinadas ya que en un Estado de Derecho nadie está fuera de la Ley , ni siquiera los socios del Gobierno o el mismo Gobierno.

Recordemos los errores del pasado cuando se intentó apaciguar al nacionalismo radical con continuas cesiones , porque nunca se logra contentarles  del todo y siempre pretenderán aprovecharse de estas cesiones para conseguir su objetivo aunque sea vulnerando la legalidad. Seamos fuertes en la aplicación de la ley porque nuestra fortaleza es su debilidad.

 

Comenta esta noticia