01 de junio de 2020 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

A Peñafiel no gustó el gesto de Álvarez de Toledo con los Reyes pero a Cuatro sí

Marta Flich y Jaime Peñafiel en "Todo es Mentira".

Marta Flich y Jaime Peñafiel en "Todo es Mentira".

Esta vez se libró Doña Letizia de los dardos envenenados del inflexible periodista especializado en Casa Real, porque estaba demasiado ocupado criticando a otras personas, como la popular.

Jaime Peñafiel se está convirtiendo en un habitual del Todo es Mentira de Cuatro para analizar los temas de actualidad en general y, con más motivo, si la Familia Real está de por medio. Generador de titulares donde los haya, el periodista volvió a hacerlo este lunes en conexión con Marta Flich después del acto de apertura de la nueva legislatura, al que han acudido los Reyes Felipe y Letizia y sus hijas, Doña Leonor y Doña Sofía.

Esta vez y sin que sirva de precedente, eso sí, Doña Letizia se libró de los dardos envenenados de Peñafiel, que estaba muy ocupado metiéndose con otras personas como la dirigente del PP, Cayetana Álvarez de Toledo.

Flich no entendía muy bien por qué al periodista no le pareció bien la reverencia que Álvarez de Toledo hizo a Don Felipe durante el besamanos, pero él lo tenía muy claro: "Nunca me ha parecido bien. Jamás. Nunca. Es que las señoras hagan la reverencia al rey. Nunca. No me ha gustado [...] de pronto vi a mi querida compañera Cayetana que hizo, no un plongeon que dicen los pedantes, una reverencia profunda como se hacía antiguamente". 

Para Peñafiel, "no arrodillarse no es faltar a las formas. Se saluda correctamente dando la mano sin más. Las inclinaciones de cabeza no me gustan”, aseguró convencido.

El caso es que con toda esta historia Todo es Mentira anotó un 5.3% de cuota de pantalla y 577.000 espectadores, sus mejores datos desde el 21 de enero, y eso que no estaba el presentador titular, Risto Mejide, por accidente deportivo practicando pádel, tal como contaron en redes sociales tanto él como su mujer, Laura Escanes.

Comenta esta noticia