12 de agosto de 2020 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Los Reyes arropan a los Eméritos, devastados por la muerte de Doña Pilar

Tras la muerte de la hermana mayor de Don Juan Carlos, los Reyes fueron de los primeros en llegar a su capilla ardiente en su casa de Puerta de Hierro para consolar a sus destrozados hijos.

La capilla ardiente de la Infanta Pilar se ha instalado en su casa de la urbanización madrileña Puerta de Hierro, después de que este miércoles falleciera la hermana mayor del Rey Juan Carlos a los 83 años, víctima de un cáncer de colon. Hasta allí se han trasladado todos sus seres queridos y los miembros de la Familia Real.

Doña Pilar ha muerto rodeada de todos sus hijos y sus hermanos, Don Juan Carlos y la Infanta Margarita, también la Reina Doña Sofía, en la clínica Ruber Internacional de Madrid.

Posteriormente el último adiós a la duquesa de Badajoz ha tenido lugar en la intimidad de su domicilio, hasta donde han empezado a llegar todos sus familiares. Entre los primeros en llegar destacaron el Rey Felipe VI y la Reina Letizia, que quisieron despedirse de su tía y arropar así a sus primos y a Don Juan Carlos en este duro momento. Ambos llegaron completamente vestidos de negro y con semblante serio, siendo el Monarca el encargado de conducir su vehículo.

Dieron el pésame a los hijos de Doña Pilar, que llegaron a la casa visiblemente afectados y rotos de dolor: Simoneta, Juan, Bruno, Beltrán y Fernando, acompañados de sus respectivos hijos y parejas. También estuvo presente la Infanta Margarita, acompañada de Carlos Zurita y sus hijos, María y Alfonso.

Acto seguido llegaron los Reyes Eméritos, Don Juan Carlos y Doña Sofía. Desbastados por la noticia, estuvieron al lado de Doña Pilar en sus últimas horas. Les siguió la Infanta Elena, que llegó con Froilán y Victoria Federica, quien conducía el vehículo mientras su madre no podía ocultar el terrible dolor. También quiso acudir Juan Valentín, el hijo de la Infanta Cristina e Iñaki Urdangarin.

También acudió Laura Ponte, la que fuera nuera de la Infanta Pilar y madre de sus nietos fruto de su relación con Beltrán.

Cayetano Martínez de Irujo se acercó a darle su último adiós a la Infanta, igual que otros rostros de la aristocracia como su hermano Fernando o Cristina de Borbón Dos Sicilias, Pedro López-Quesada, Beatriz de Orleans, Irene de Grecia o Teresa de Baviera.

Comenta esta noticia