30 de noviembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El "miembro del PP machista y casposo de las JONS" que permite que Iglesias siga

Pablo Iglesias "está desatado y solo Sánchez le puede frenar".

Pablo Iglesias "está desatado y solo Sánchez le puede frenar".

Juan Pablo Colmenarejo identifica cuál es el verdadero problema del vicepresidente morado y cree que Sánchez tiene la única llave para solucionarlo porque lo de ahora es solo el entremés.

Este viernes Juan Pablo Colmenarejo tiene claro en su artículo de VozPópuli que "a estas alturas del culebrón, un vicepresidente del Gobierno del PP no seguiría en el cargo o estaría sometido a tal bombardeo que su vida política sería como el último del Álamo". Al hilo del Caso Dina asegura que "si alguien del PP se hubiera atrevido a decir que se guardó una información íntima y sensible propiedad de una mujer de veintipocos a la que se debía quitar presión no le hubieran tildado de infantil o paternalista sino de machista y casposo de las JONS".

Recuerda que Pablo Iglesias argumenta que "los cañones mediáticos del PP" intentaron evitar que Podemos llegara al Gobierno y que ahora pretenden echarlos porque no lo han conseguido pero, a su juicio, "visto lo visto, dichos cañones tuvieron un éxito inenarrable. Las cloacas del llamado 'caso Villarejo' corren ya por otro colector distinto al canal de Iglesias que ha empezado una bronca a botellazos para ajustar su cuenta".

Y es que el líder de Podemos "ha embarrado el patio público y nos ha recordado que ha venido a “dar una patada en el tablero” como dijo su ex todo, Iñigo Errejón".

Mientras tanto, reflexiona el periodista, "el presidente del Gobierno le deja hacer porque se está quemando. Solo quiere sus votos y después a los votantes que cada vez son menos". De esta manera, cree que Sánchez recogerá la cosecha mientras decida qué día prescinde de los complicados servicios de Iglesias: "no tiene prisa" salvo que la crisis económica apriete.

Porque para Colmenarejo, "Sánchez se ha hecho un profesional de la política" y "nada es personal". Así, resume que "ha salido de pie de la crisis del coronavirus y ha pasado la responsabilidad a los 17 presidentes autonómicos", y el "humo de Iglesias ya ha tapado el resultado de la gestión de una crisis en la que se han ocultado 15.000 muertos que están "por ahí".

En opinión de periodista el problema del líder morado es que no puede rebatir la verdad periodística que va camino de convertirse en verdad judicial y aquí se pregunta en voz alta "¿qué parte de la noticia contada por Vicente Vallés en el informativo de Antena 3 no es cierta?". Se limitó a explicar lo que había dicho Iglesias, pero al vicepresidente "le irrita que desde una cadena de televisión de ámbito nacional a las 9 de la noche, los hechos, no un periodista, le dejen en evidencia ante la opinión pública".

De modo que "lejos de rectificar, ha entrado en el combate que más le gusta, el que “naturaliza” el insulto".

Sin embargo, Colmenarejo advierte que "la prensa solo es el entremés", un "entrenamiento" para el plato principal: la Monarquía Parlamentaria. Y augura que "va a hacer todo el daño posible" porque ha visto "cómo se lo consiente su socio de Gobierno" que califica de manera premeditada de "perturbadoras e inquietantes" las informaciones sobre el Rey Juan Carlos.

En este sentido concluye que "Iglesias no tiene freno y solo Sánchez se lo puede poner".

 
Comenta esta noticia
Update CMP