11 de agosto de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT
  • Mar Yuste

    Mar de Amores

    Es más divertido contar la vida de los demás, que la propia. Las venturas y desventuras y, sobre todo, los secretos de nuestros famosos patrios. ¿Qué intentan ocultar? La periodista Mar Yuste nos desvela ese punto de vista “mortal” de nuestras celebrities. Cómo no, tocando esa vena maruja que todos llevamos dentro.

Alba Carrillo y ciertos dardos envenenados que está obligada a tragarse

Alba Carrillo tiene temores ante el nuevo año

Alba Carrillo tiene temores ante el nuevo año

2018 empieza con buen pie para la modelo, pero quedan ciertos puntos con los que, todo, puede irse al garete. Olvido, desamor, maternidad y otras perlitas que pueden amargarle la existencia.

La situación sentimental de Alba Carrillo atraviesa, en este inicio de 2018, su mejor momento. Destinada a colgar el cartel de "ocupada" o, como a ella le encanta pregonar a los cuatro vientos en sus redes sociales, David Vallespín ya es en firme su #sinovio.

Algo que se sabía hace mucho tiempo pero con lo que, a la propia Alba, le encanta jugar al despiste. Una relación más que asentada y con la que su hijo Lucas está la mar de contento.

Pero, sin embargo, la buena marcha de la vida de la hija de Lucía Pariente, tiene que tragar de vez en cuando con ciertas pildoritas de ricino. De esas que dejan mal sabor de boca.

Un buen ejemplo de ello es la nueva relación de Feliciano López con la modelo de 22 años Sandra Gago. Un noviazgo que, por ahora, marcha tranquilo y paso a paso y que, a juzgar por las imágenes de los dos juntos y de la ilusión que manifiestan a sus más cercanos, podría durar bastante tiempo. Y no decimos para siempre, porque en estos casos es mejor no pillarse los dedos.

Adiós y hola

La intención de López de dar carpetazo al pasado, y por ende a su fatídico matrimonio con Alba Carrillo, se ha materializado. Feliciano es feliz y está dispuesto a apostar por lo suyo con Gago. Aunque ello le implique enfrentarse a la prensa, como ha acaba de hacer recientemente. A buen entendedor...

Y, aunque esas palabras también podrían referirse a Alba, lo cierto es que Carrillo y López han dejado de mandarse - por el momento- indirectas a través de sus perfiles públicos. Se ignoran, por lo menos hasta que firmen ciertos papeles que les quedan pendientes.

Eso no quiere decir que a Alba no le haya removido un poco por dentro, como podría haber confesado a su círculo más cercano, ver a Feliciano tan feliz junto a otra; y con algo que tiene visos de continuar. Ella ha rehecho su vida y está feliz junto a Vallespín, pero a Alba las cosas le siguen doliendo.

Aunque, sobre todo, lo que más inquieta a Carrillo en este inicio de año es la maltrecha relación que mantiene con Fonsi Nieto y, sobre todo, la guerra judicial con el DJ por la custodia del pequeño Lucas.

Algo que puede ser lo más doloroso a lo que tenga que hacer frente.

Comenta esta noticia