Ximo Puig aplica "cirugía fina" y cierra la Comunidad Valenciana

Puig ha dado una vuelta más de tuerca

Puig ha dado una vuelta más de tuerca

El president de la Generalitat destaca la menor incidencia en el ámbito valenciano pero decide el cierre, entre otras razones, por "solidaridad" con los demás territorios de España

El president de la Generalitat, Ximo Puig, no ha querido que la Comunidad Valenciana se quedara a la zaga de España en restricciones después de haber sido pionera en aplicar el cierre nocturno. Por, entre otros motivos, "solidaridad con el resto de territorios", ha decidido aplicar "cirugía fina" -según su propia definición- y ordenar el "cierre perimetral" del territorio autonómico. 

Desde este viernes, a las 12 del mediodía, los ciudadanos valencianos no podrán salir de la Comunitat salvo que lo hagan por cuestiones de trabajo, sanidad o emergencias. Esto sucederá a pesar de que, como ha indicado Puig esta noche, "estamos en la mitad en incidencia que la media de España". Incluso ha apuntado que la Comunidad Valenciana tiene índices mejores que otros países, como Portugal o Austria.

No obstante, según el máximo responsable autonómico, "no existe una oposición entre salud y economía. Nada vale más que una vida y si no controlamos la pandemia será imposible recuperar la sociedad", y, ante la evolución "desfavorable" de la pandemia, ha optado por este "cierre perimetral" y restringir la actividad en 25 municipios de la provincia de Alicante, cuatro de Castellón y dos de Valencia.

En este último caso será hasta el 9 de noviembre, mientras que el citado cierre perimetral se producirá durante una semana desde este viernes 30. "Tenemos que cambiar el chip y adoptar una mentalidad para este momento. Estamos en una carrera de fondo, no en un sprint de arrancada y frenada", ha justificado el presidente en cuya comparecencia conjunta con la consellera de Sanitat, Ana Barceló, también ha anunciado la limitación de reuniones en sedes festivas tradicionales (como los populares casales falleros) a seis personas hasta el 9 de noviembre.

No obstante, como ha reconocido la consellera de Sanitat a preguntas de un periodista, la Plaça del Llibre, patrocinada por la Generalitat de Catalunya en Valencia, se mantiene a pesar del incremento de medidas restrictivas. Tampoco pese a que ha insistido en que el 69%6 de los brotes detectados tiene origen social.

"Hay que aplicar el trellat, el sentido común. La prevención es la primera medida", ha sostenido Puig mientras señalaba que la Comunidad Valenciana es la autonomía que más brotes de covid-19 detecta, con un 17% del total. Mientras, la consellera añadía que en UCIs de hospitales la ocupación de pacientes infectados por la pandemia alcanza el 24%.

Comenta esta noticia
Update CMP