15 de julio de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La carta que Reyero (Cs) no ha filtrado a "El País" porque desmonta su coartada

Ignacio Aguado junto a Alberto Reyero.

Ignacio Aguado junto a Alberto Reyero.

El consejero de Políticas Sociales de la Comunidad de Madrid ha encendido el ventilador contra sus compañeros de gobierno para que no le salpique la crisis de las residencias. Pero no podrá.

"Allá cada uno con su conciencia", zanjó este viernes el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero. "Su fariseísmo político es sorprendente", añadió.

Se refería el consejero no a un dirigente de la oposición, sino a un compañero del Gobierno regional: el consejero de Políticas Sociales, Alberto Reyero, de Ciudadanos. 

 

Definitivamente éste ha decidido poner en marcha el ventilador para que no le salpique la crisis de las residencias -en las madrileñas han muerto más de 6.000 ancianos- incluso filtrando correos electrónicos internos descontextualizados.

Es su venganza por la decisión que tomó el 26 de marzo Isabel Díaz Ayuso, cuando decidió despojar a Reyero de las competencias en materia de residencias para dárselas al consejero de Sanidad por su inoperancia. 

La presidenta y el titular de Sanidad se desayunaron este viernes con una filtración salida del ordenador del mismísimo Reyero (no puede ser de otra forma). Éste ha enseñado a El País dos correos electrónicos fechados el domingo 22 de marzo en los que advertía de que el protocolo de Sanidad para elegir que mayores debían ser trasladados a los hospitales y cuáles no suponía dejar morir "de forma indigna" a muchos. 

Y añadía el diario de Prisa: "Son (los emails) evidencia del aislamiento que ha sufrido durante la crisis sanitaria el consejero de Ciudadanos", presentándole como una víctima del supuesto vacío que le han hecho.

Sin embargo, para entonces Reyero aún tenía las competencias sobre las residencias y además la Consejería de Sanidad estaba trabajando con hasta seis borradores de un protocolo que no sería aprobado hasta el 25 de marzo, tres días después de que el consejero de Cs se hiciera cruces ante Ruiz Escudero por correo electrónico.

Hay, en cualquier caso, una prueba evidente de que o bien entonces o bien ahora el consejero de Políticas Sociales no dice la verdad. Un día antes de enviar los dos correos electrónicos a Ruiz Escudero, Reyero mandó una carta al vicepresidente Pablo Iglesias en la que alababa el trabajo de la Sanidad madrileña y justificaba la imposibilidad de derivar a todos los ancianos enfermos a los hospitales. 

"La Sanidad madrileña está haciendo un enorme esfuerzo y un gran trabajo, pero la situación en los hospitales está dificultando la derivación en algunos casos de las personas más vulnerables y con pluripatologías, por lo que en muchos casos deben permanecer en la residencia, recibiendo atención médica para la que la mayoría no están preparadas. Lo están para atención sanitaria en situaciones ordinarias pero no en una situación de crisis como la actual", decía.

Él mismo publicitó la misiva en Twitter así:

 

El enfado en Presidencia es tremebundo, cuando aún estaba en carne viva la polémica comparecencia del propio Reyero el martes en la Asamblea de Madrid, en la que echó tierra sobre la gestión de Díaz Ayuso y de Escudero

Este viernes este último salió a rebatir al consejero de Cs. En una entrevista en Onda Madrid, el consejero de Sanidad explicó que el protocolo definitivo (aprobado el 25 de marzo) ha permitido realizar cerca de 9.600 traslados de residencias a hospitales con "criterios clínicos", y aseguró que desde Sanidad han hecho "todo lo humanamente posible por tratar de curar a nuestros mayores" y que siempre se ha utilizado ese criterio.

Asimismo sostuvo que "resulta sorprendente" que Reyero "haga referencia a correos personales", y aseguró que han llegado a mantener 21 reuniones con Políticas Sociales, "a las cuales no ha acudido ni una sola vez". "Podría haber llamado por teléfono, es todo bastante más sencillo y no entiendo a qué responde el estar con este tipo de filtraciones de cuestiones de trabajo entre consejeros que forman parte de un mismo Gobierno", lamentó.

Comenta esta noticia