28 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Se estrecha el cerco al caso Morodo: los millones de Chavez que salpican al PSOE

Zapatero saluda a Maduro en una de sus visitas a Caracas.

Zapatero saluda a Maduro en una de sus visitas a Caracas.

El juez Santiago Pedraz envía una comisión rogatoria a Estados Unidos y acorrala a Raúl Morodo, exembajador de Zapatero en Caracas. Investiga sus "negocios" con un alto cargo del comandante.

El PSOE y Venezuela, el caso Morodo, las constantes idas y venidas de José Luis Rodríguez Zapatero a Caracas; las asesorías del ideólogo de Podemos, Juan Carlos Monedero, el delcygate...

La Audiencia Nacional ha reactivado la causa que investiga al exembajador del gobierno socialista del expresidente, Raúl Morodo, y estrecha el cerco a una oscura trama de comisiones millonarias que salpica al socialismo español y ha llegado a poner en alerta a las propias autoridades de Estados Unidos.

El juez Santiago Pedraz, que sigue el rastro del dinero en la causa en la que investiga los fondos que recibió el exembajador Morodo y su familia de la empresa pública Petróleos de Venezuela,  ha pedido librar una Comisión Rogatoria a Washington interesándose por el envío de dinero en 2013 y 2014 desde una sociedad del hijo de Morodo, Alejo Morodo, a René Arreaza, quien fuera coordinador general de Vicepresidencia en el Gobierno de Hugo Chávez.

 

En una providencia del titular del Juzgado Central de Instrucción número 1 adelantada por El Mundo, Pedraz pide a EEUU que aclare si existe una determinada cuenta en el JP Morgan Chase Bank de la que sea titular PDVSA y de la que Alejo Morodo habría recibido 530.000 euros entre el 3 de noviembre de 2010 y el 6 de junio de 2011.

Esos movimientos habrían ido a parar a la cuenta que tenía en el Credit Suisse la sociedad panameña Furnival Barrister Corp, de la que era titular el hijo del exembajador en el primer Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.

 

Zapatero, junto a su exembajador en Venezuela, Raúl Morodo, al que la Audiencia Nacional tiene en su punto de mira.

 

Pero Pedraz da un paso más y ahora quiere indagar en otros dos movimientos de dinero que se producen dos años después (2013 y 2014) y que van desde una cuenta de Alejo Morodo hacia una sociedad denominada MARCH LTD, que tiene cuenta en el Intercredit Bank, y que se realizan apoyadas en una factura por "prestación de servicios de asesoría jurídica y consultoría internacional" firmada por René Arreaza, quien fuera coordinador general de la Vicepresidencia venezolana siendo ministro José Vicente Rangel.

Esas dos transferencias giradas por Furnival Barrister Corp en concepto de factura hacia MARCH LTD suman un total de más de 61.000 euros. Por eso, el juez quiere ahora conocer la relación de esa cuenta para "identificar al destinatario último de los fondos recibidos, al beneficiario de la cuenta y la relación de dicha cuenta con el ciudadano venezolano René Arreaza".

Asimismo, pide a las autoridades estadounidenses toda la documentación que obre en su poder sobre la actividad que realiza Arreaza "vinculada a los ciudadanos españoles o residentes en España investigados en estas diligencias". Pedraz investiga a Raúl Morodo y a su círculo familiar más íntimo porque recibieron entre 2011 y 2015 más de 4,5 millones de euros procedentes PDVSA "carentes de justificación real y lógica comercial".

De hecho, la Fiscalía Anticorrupción presentó en enero de 2019 una querella ante la Audiencia Nacional señalando en la misma que los hechos investigados -desde 2017- podían ser constitutivos de delitos de blanqueo de capitales, delitos de corrupción en las transacciones comerciales internacionales, delitos de falsedad documental y delitos contra la Hacienda Pública.

En esta providencia, el juez requiere también a las autoridades de EEUU que aporten toda la documentación que encuentren sobre transferencias que haya recibido una determinada cuenta a nombre de René Arreaza por parte de la sociedad de las Islas Vírgenes 'Barrister Investment and Finance SA', cuyos beneficiarios económicos son Raúl Morodo, su mujer María Cristina Cañeque y su hijo Alejo Morodo.

En el caso Morodo se investiga, además de al que fuera embajador de Zapatero, a su mujer, a su hijo, a la esposa de éste Ana Catarina Varandas, a Ana Korina Ulloa Marsicobetre, a Carlos Adolfo Prada Gómez y a Marisol Varela Ledo. Asimismo, la Fiscalía se querella contra nueve mercantiles, entre las que se encuentra Aequitas Abogados y Consultores Asociaciados, Furnival Barrister Corp y Morodo Abogados y Asociados SL.

Otro de los investigados inicialmente, Juan Carlos Márquez, que era el cargo dentro de PDVSA que firmaba los contratos con los Morodo, se suicidó en julio de 2019 tras haber declarado como investigado ante la Audiencia Nacional. Al igual que Márquez, el resto de investigados declararon en la Audiencia Nacional en mayo de 2019 tras su detención. Entonces, el exembajador, de 84 años, quedó en libertad con medidas cautelares.

M.B
Comenta esta noticia