27 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Ayuso examina el compromiso de Sánchez: éstos son los refuerzos que le reclama

La Comunidad de Madrid ya ha planteado la colaboración que espera de Sánchez. Más personal en materias clave para contener la epidemia.

Sánchez prometió a Ayuso una total colaboración y compromiso en la lucha contra el virus y la Comunidad de Madrid ya ha puesto sobre la mesa sus necesidades. Militares, más policías y guardias civiles, además de 300 médicos son las peticiones del Gobierno regional, a la espera de que el presidente cumpla con su palabra o se pliegue al discurso de Iglesias, que ya avisó de que "Madrid no necesita policías, militares y medidas que segregan por clases".

Así, ha sido el portavoz del Gobierno madrileño, Ignacio Aguado, el que ha desgranado las ayudas que solicitará al Gobierno en el marco del Grupo Covid-19, que integran miembros de las dos Administraciones.

 Solicitará apoyo logístico militar "urgente", el despliegue de 222 efectivos de Policía Nacional y Guardia Civil así como una reforma exprés de la normativa vigente para incorporar 300 médicos extracomunitarios que trabajaron en la región durante la pandemia.

Ese apoyo militar será destinado a la instalación de carpas, desinfectar las zonas básicas de salud que sufren restricciones, al estar más afectadas por coronavirus y a la realización de test.

Además, se pedirá el despliegue de 222 efectivos de Policía Nacional y Guardia Civil en dichas áreas, para hacer efectivo el cumplimiento de las cuarentenas y poder sancionar a los que se salten las restricciones.

Junto a ello, y con el objetivo de reforzar la plantilla sanitaria, requerirán al Gobierno una reforma exprés de la normativa vigente para poder incorporar a los 300 médicos extracomunitarios que estuvieron trabajando en la región durante los primeros meses de la pandemia y ahora no pueden ser contratados.

"Espero que el Gobierno de España las acepte y las ponga en funcionamiento", ha señalado el vicepresidente regional, que espera que se dejen a un lado "estrategias partidistas" y el Gobierno cumpla con lo prometido, aunque a Iglesias no le guste. 

Comenta esta noticia