23 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El bulo de la crisis de Casado y Ayuso y el relevo que busca el PSOE en Madrid

Ayuso, en junio

Ayuso, en junio

¿Hay tensión entre Pablo Casado y Díaz Ayuso? La última fake calienta una moción de censura que pretende aupar a otra mujer y dirige su mirada a 5 diputados de Ciudadanos.

 

Aunque quizá a ella misma se le haya hecho una eternidad, lo cierto es que Isabel Díaz Ayuso lleva poco más de un año gobernando en la Comunidad de Madrid, convertida en "La Isla de las Tentaciones" de la izquierda desde le minuto uno: no ha habido día con tregua en el anhelo nada discreto de plantear una moción de censura. Con Pedro Sánchez como instigador y su Delegado del Gobierno, José Manuel Franco, como ejecutor.

La pandemia ha sido un acelerador de esa operación, que tiene la clave en Ciudadanos: la suma de PSOE, Más Madrid y Podemos necesita que, cuando menos, dos diputados de la formación encabezada por el vicepresidente, Ignacio Aguado, se pasen de bando "por razones de Estado".

Y la dimisión del más descentrado de los consejeros del Gobierno, el agitado ex de UPyD que ya con el partido de Rosa Díez dio muestras de su inestabilidad, ha redoblado el plan de desalojo de Ayuso, con su "confinamiento político" como preámbulo.

¿Pero es verdad que Aguado está en esa operación y que aspira a ser presidente con el respaldo de la oposición a su propio Gobierno? La respuesta oficial es negativa: en Cs insisten en que jamás participarán en un derribo que, además de improcedente, enterraría electoralmente a los naranjas en la Comunidad de Madrid.

Poco probable

Si Aguado hiciera algo así y no convocara Elecciones al día siguiente, sufriría un calvario de casi tres años, se cree. Y si firmara la moción para convocar a las urnas a los madrileños en plena pandemia, su martirio no seria inferior: solo le queda, pues, quedarse quieto.

En ese sentido, le cuentan a El Topo, sus mensajes contrarios a la gestión de Ayuso no son más que una manera de marcar perfil propio, en la línea de Inés Arrimadas con Pedro Sánchez, para situarse en el centro del tablero: su apoyo al confinamiento decretado por Sanidad hay que interpretarlo en esa línea.

La relación entre Casado y Ayuso es óptima. La quieren perturbar los que piensan en Pilar Llop como presidenta

¿Pero lo harán todos sus diputados? Hasta cinco, empezando por Alberto Reyero, aparecen señalados como posibles objetivos del PSOE para saltarse la disciplina del grupo y, llegado el caso, apoyar la moción de censura que Franco quiere presentar a toda costa, incluso con un candidato de enjundia que no sería Ángel Gabilondo, harto de estas conspiraciones.

Se habla insistentemente de Pilar Llop, actual presidenta del Senado y mujer muy cercana al propio Sánchez, que goza además de todo el afecto del ala más feminista de Podemos. ¿Pero tiene el PSOE opciones de atraer votos naranjas en número suficiente?

Nada es descartable en un grupo parlamentario que nadie en Cs controla al 100%: el grupo crítico existe, no es nuevo, ha intentado socavar la autoridad de Ignacio Aguado o César Zafra y, desde hace tiempo, intenta ocupar cuotas de poder interno. Solo hay que ver los distintos procesos en la formación, en la capital y en los grandes municipios, para constatar que la disidencia interna no es precisamente baladí.

 

¿Suficiente para dar ese paso? En la propia Puerta del Sol ya no lo descartan, aunque tampoco lo ven como algo inminente. Pero lo obvio es que la relación entre PP y Cs, que nunca ha sido boyante, atraviesa sus peores momentos y poner la mano en el fuego por su continuidad es un ejercicio de alto riesgo.

No así la de Pablo Casado e Isabel Díaz Ayuso, como intenta esparcirse en lo que es el gran bulo del día: una supuesta tirantez entre ambos que le llevaría al PP a dudar de la continuidad de la presidenta regional. La falsedad es de proporciones siderales, tal y como le consta a este Topo: los adversarios de Sol difunden esa fake para minar a Ciudadanos, pero la verdad es bien distinta. Están juntos en esto y estarán juntos hasta el final.

Comenta esta noticia