El informe del Ministerio de Sanidad que deja en evidencia al Consell de Puig

El presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig

El presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig

El documento para pasar a la fase 1 reclamaba hacer pruebas a los 2.000 casos sospechosos a quienes no se había hecho el test y un mayor seguimiento de los "contactos estrechos".

El informe del ministerio de Sanidad que impidió que la Comunidad Valenciana pasara íntegramente a la fase 1 del plan de desescalada el 11 de mayo reclamaba a la Generalitat Valenciana hacer "un esfuerzo" para realizar más pruebas PCR, diagnosticar entre el 80% y el 100% de casos sospechosos en las primeras 24 ó 48 horas y hacer el seguimiento de sus "contactos estrechos".

Así lo recoge el documento de seis páginas con fecha 8 de mayo y que Sanidad publicó en su página web el lunes a última hora.

El informe solicitaba hacer pruebas PCR a "al menos un porcentaje importante" de los 2.000 casos que la semana anterior a la entrega del documento habían quedado "en seguimiento sin realización de pruebas" y reclamaba a la Conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública poner "especial atención" en los departamentos sanitarios con más población: Castellón, Valencia y su área metropolitana y el conjunto de municipios de Alicante-Elche. En esta línea, subrayaba la necesidad de poner en marcha las pruebas diagnósticas en la atención primaria, dado que los datos indicaban que todavía existía "una circulación considerable del virus, con riesgo de un nuevo aumento de casos si no se controla".

50 casos por cada 100.000 habitantes

El informe, firmado por la directora general de Salud Pública, Calidad e Innovación del Ministerio de Sanidad, Pilar Aparicio, permitió que pasaran a la fase 1 del plan de desescalada 10 de los 24 departamentos sanitarios de la Comunidad, en concreto aquellos que registraban menos de 1,5 casos por cada 10.000 habitantes o que no los afectan grandes flujos de movilidad.

Sobre los 14 departamentos que tuvieron que esperar hasta el 18 de mayo para pasar a la fase 1, el Ministerio de Sanidad alertaba que algunos habían registrado tasas de 50 casos por cada 100.000 habitantes en los 14 días anteriores.

Finalmente, el documento reconocía que la situación epidemiológica había mejorado en los últimos días y la tasa de reproducción había bajado por debajo del 1 desde el 15 de abril. Pero, alertaba que en los 14 días anteriores se habían confirmado más de 1.200 casos en toda la Comunidad Valenciana y que, hasta el 30 de abril, solo se habían realizado 115.377 pruebas PCR, lo cual suponía una tasa de 23,08 por cada mil habitantes.

El segundo informe reconoció la mejora

El segundo informe del Ministerio, elaborado el 15 de mayo y que permitió pasar a la fase 1 a los otros 14 departamentos sanitarios pendientes, indicaba que la situación epidemiológica había mejorado con una tendencia favorable en el control de la transmisión del virus. También destacaba que nuestra Comunidad ya contaba con recursos suficientes en atención primaria y hospitales para detectar y diagnosticar nuevos casos.

No obstante, el documento lanzaba algunas "observaciones especiales", como que el departamento de la Plana presentaba una carga hospitalaria de pacientes con coronavirus por encima del resto, y pedía reforzar la vigilancia sobre el Área de la Ribera, que había sufrido un incremento de casos de la última semana.

Finalmente, el Ministerio también aconsejaba prestar atención a las residencias ubicadas en los departamentos de la Plana, Valencia y Alicante, dado que el porcentaje de geriátricos con casos positivos superaba el 15%, casi el doble del 7,8% del conjunto de la Comunitat.

Comenta esta noticia