La nueva vida de Carmen Montón

El miembro más joven del gabinete de Pedro Sánchez protagoniza una entrevista para una revista de moda y belleza femenina en la que desvela algunos secretos personales y políticos.



El nombre de Carmen Montón aparece en la portada justo debajo del de la gran protagonista del número del mes de agosto de la revista Marie Claire, la actriz de moda Juana Acosta.

La entrevista de Gemma Nierga y Rodolfo Irago a la ministra merece un primer titular en clave a la vez política y femenina: “creo que los niños no se pueden comprar ni vender a través de un contrato”. Va de maternidades subrogadas, de las que Montón no es partidaria, al contrario que su ex-compañera en el Consell Mónica Oltra.

Hablando de Consell y de Gobierno, sorprende que Montón no cite en ningún momento de la entrevista a Ximo Puig. Es más, a la pregunta de “¿a quién llama para decirle que se va de ministra a Madrid?”, la respuesta sea “pues tienes que llamar a la familia porque en el cambio de vida implicas a todo tu entorno, a tu marido, a tu hija”, sin ninguna mención a su hasta entonces jefe.

Montón, que ha llegado a ministra tras algún desencuentro ya superado con su nuevo líder, explica que “fue el presidente del gobierno quien me llamó y, muy asertivo, me dijo: “quiero que estés con nosotros en el gobierno”. Y cuando alguien te plantea en esos términos formar parte de un equipo, tienes que decir que sí”.

En aspectos más personales, Montón explica que su hija lleva como primer apellido el suyo porque “para nosotros era importante; somos feministas y el apellido de las mujeres también importa”.

Sobre la longitud de su cabello, la ministra cuenta que “yo siempre o casi siempre he llevado el pelo largo, pero llega un momento en el que piensas que lo puedes donar para que otra persona le dé un valor simbólico al pelo, alguien que esté siguiendo un tratamiento oncológico, pueda tener una peluca”. La ex-consellera afirma que cuando le vuelva a crecer se lo volverá a cortar.

En una revista como ésta, de “moda con emociones, belleza femenina y tendencias” tampoco podían faltar las referencias a la ropa: “hay que ir cómoda, que la ropa no te impida hacer tu labor en jornadas maratonianas. E ir cómoda es a veces también sentirte guapa, sentirte con energía y ponerte un color que te da buen rollo. Pero bueno, es algo muy personal, una manifestación del estado de humor”.

La entrevista está ilustrada con algunos dibujos que la política valenciana hace para relajar la tensión en determinados momentos.

 

 

Comenta esta noticia
Update CMP