30 de mayo de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Un catedrático de Historia retrata a los que han "calentado la oreja" a Sánchez

Sánchez y Redondo, los ideólogos del 10-N.

Sánchez y Redondo, los ideólogos del 10-N.

Expertos y politólogos no dan crédito estos días a la deriva de la clase política. Algunos tienen claro donde está la enfermedad: los que están detrás de los líderes a sueldo de parte.

Cuatro elecciones generales en cuatro años, una moción de censura inédita, un pacto franckestein y un presidente cuyo único leit motiv en su carrera es... resistir.

El papelón de Pedro Sánchez y su fracaso, y la reedición de las urnas el 10-N está dando mucho que hablar y escribir a los expertos y los intelectuales. Todos a la caza de los responsables de un bochorno que ha causado el hartazgo de los españoles.

El catedrático de Historia Contemporánea de la Universidad del País Vasco, Antonio Rivera, apunta este jueves a la trastienda del poder. A esos gurús que marcan estrategias sin importarles más que el futuro de quien les paga y así garantizar el suyo propio.

Dice Rivera en un artículo titulado Memento Mori, que publica el diario El Correo: "Ha vencido la política de tipos ocurrentes, seguros de sí mismos, con asesores que les calientan la oreja en lugar de recordarles aquello que escuchaban los victoriosos generales romanos: 'Memento Mori' (recuerda que eres mortal)".

"Esta crisis -añade el catedrático- pasará a la historia porque individuos con poder obraron como sonámbulos, olvidando que ahí fuera había gente a la que se debían y situaciones para las que habían sido llamados a dar respuesta".

Y concluye Antonio Rivera: "Por eso el enfado: por lo profundamente incomprensible de todo".

 

 

Comenta esta noticia