12 de noviembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El PP encauza un acuerdo con Cs en Castilla y León y deja al PSOE con las ganas

La mesa de negociación de PP y Cs.

La mesa de negociación de PP y Cs.

El candidato del PP, Fernández Mañueco, aceptó el decálogo que Francisco Igea (Cs) le puso encima de la mesa nada más sentarse, con medidas especialmente para la regeneración.

Los miedos del PP se han disipado en Castilla y León después de la reunión mantenida este miércoles con Francisco Igea y el equipo negociador de Cs, que para ser la primera ha resultado esclarecedora. 

Populares y naranjas han encarrilado un acuerdo que permitirá al PP mantener la Presidencia de la Junta otros cuatro años más, y después de 32. Ellos solos suman mayoría absoluta sin necesidad de Vox, así que no hay tercero en discordia. O en concordia. 

Igea salió de la reunión con la delegación popular, encabezada por Teodoro García Egea y Alfonso Fernández Mañueco, anunciando la fumata blanca de un principio de acuerdo. De hecho no habrá negociación en paralelo con el PSOE, así que Cs no jugará a dos barajas. 

En realidad, Igea era más proclive a un acuerdo con el PSOE, que además en Castilla y León ganó las elecciones. Pero el lunes la Ejecutiva de Ciudadanos le cortó las alas al aprobar que el PP sería el "socio preferente" de Cs allí donde se pudiera. Y el verso suelto dejó de serlo.

De puertas adentro, la reunión fue cordial, ni más ni menos, según fuentes conocedoras de la misma consultadas por ESdiario. Igea le expuso a Mañueco un decálogo de medidas para empezar a hablar, entre ellas la supresión de los aforamientos o la creación de una agencia de evaluación del gasto público. El candidato del PP las aceptó todas. 

El programa, dicen los populares, "no va a ser un problema". De reparto de consejerías o de quién presidirá las Cortes regionales no se habló una palabra, a diferencia de la Comunidad de Madrid, donde Cs ya ha puesto como condición para investir a Isabel Díaz Ayuso presidir la Asamblea regional.

A partir de ahora ambas formaciones han consensuado crear un grupo de trabajo, ya sin Mañueco ni Igea. Las sensaciones son positivas. Con la inyección moral que supone para el PP de Pablo Casado conservar la Junta de Castilla y León, cantera de José María Aznar y de Juan Vicente Herrera.

Este jueves tocará reunión bilateral en Murcia, donde allí sí el PP y Cs necesitan a Vox. No obstante en vista de lo sucedido en Valladolid, los populares acuden con menos recelos. 

Comenta esta noticia
Update CMP