19 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT
ADJUNTA AL DIRECTOR ELY DEL VALLE

7 pueblos de Albacete de visita obligada

Si hasta ahora no te había planteado una visita a esta provincia castellano-manchega, quizá debieras replanteártelo

Albacete es mucho más que su capital. A lo largo de esta provincia situada al sur de Castilla-La Mancha hay más de 80 municipios muchos de los cuales son pequeñas joyas que conservan un rico patrimonio cultural y unos paisajes encantadores. Podríamos haber elegido muchos más, y no descartamos hacerlo en otros artículos, pero en este nos hemos quedado con siete de ellos como muestra.

 

1.-Almansa

Es uno de los principales municipios de la provincia, y si te decides a visitarlo seguro que te sorprende encontrarte con su maravilloso casco antiguo de reminiscencias árabes con callejuelas estrechas salpicadas de palacios y casas nobles.

Date una vuelta y visita el palacio de los condes de Cirat, actual sede del ayuntamiento, y la majestuosa iglesia arciprestal de la Asunción, situada en la plaza de Santa María desde la que se se accede a la joya de la corona de Almansa: su castillo de origen almohade considerado Monumento Historico-Artístico Nacional. 

 

2.-Alcalá del Júcar

Si hay un pueblo de Albacete que no debes perderte  ese es Alcalá del Júcar. Por algo está considerado uno de los más bellos del país, tal y como acredita su pertenencia a la Asociación de Pueblos más Bonitos de España. Durante tu visita te impresionará su castillo, una fortaleza de origen almohade que consta de  un torreón pentagonal y dos torres más pequeñas de planta circular, y  que, según la leyenda, fue el escenario que eligió para suicidarse una princesa cristiana de nombre  Zulema que prefirió arrojarse al vacío antes de casarse con el moro Garadén y renunciar a su fe. 

Todo el municipio está declarado Conjunto Histórico-Artístico, así que es difícil recomendar un rincón en concreto, pero puestos a ello, no pierdas la oportunidad de visitar las cuevas de Masagó, del Diablo y del Garadén y de darte una vuelta por su plaza de toros, única por su curiosa forma irregular

 

3.-Tarazona de la Mancha

Una de las cosas más destacables de este municipio de poco más de 6.000 habitantes es su  Plaza Mayor originaria del siglo XVII,  declarada Conjunto Histórico-Artístico Nacional y en la que destacan sus con balconadas voladizas de balaustres de madera con un marcado acento colonial. Tampoco te pierdas la iglesia parroquial de San Bartolomé con su campanario cuadrado y la ermita de san Antonio Abad, construida en el siglo XVII. 

Completa el recorrido paseando por sus calles, repletas de casas blasonadas y con una visita a su plaza de toros que tiene la peculiaridad de estar excavada en una loma.  

 

4.-Molinicos

Situado al sur de la provincia y en plana sierra del Segura, Molinicos fue el lugar que Jose Luis Cuerda eligió para rodar  gran parte de su icónica película "Amanece que no es poco", lo que ya de por sí es un atractivo para los amantes del cine y de la naturaleza. De hecho hay una ruta que lleva el nombre de la película y que recorre los escenarios de la misma. De su pasado árabe se conservan varias atalayas y castillos, y en su casco antiguo podrás ver su pequeño acueducto construido sobre el arroyo Morote para abastecer de agua a los molinos de la zona.

Si lo tuyo es el senderismo y los paseos por el campo, no te vayas sin darte una vuelta por sus alrededores sembrados de olivos y almendros. Una delicia.

 

5.-Chinchilla de Montearagón

Dominada por su castillo, bien plantado sobre el cerro de San Blas, Chinchilla es otra de las localidades albaceteñas que puede presumir de sus grandes casonas, de sus iglesias– como la de Santa María del Salvador en la que te sorprenderá su mezcla de estilos que van desde el gótico-mudéjar hasta el neoclasicismo–,  de sus palacios ( entre los que destaca el de la familia Barnuevo) y de una impresionante Plaza Mayor.

No te pierdas tampoco el Museo de Arte Sacro, el Patio Barroco de la Notaría  y sus casa-cueva excavadas al pie de la muralla medieval en el barrio de las Cuevas del Agujero.

 

6.-Jorquera

Situado sobre un macizo rocoso rodeado por el río Júcar, las vistas desde este pueblo son absolutamente espectaculares. Sus murallas, declaradas Bien de Interés Cultural, hablan de un pasado marcadamente musulmán y su iglesia parroquial de la Asunción, de una mezclade culturas muy interesante.

No te pierdas sus dos puertas de acceso, la  de la Villa y la Nueva, con la Torre de Doña Blanca,  que ha sido restaurada y  en la actualidad está dedicada a exposiciones culturales.

 

7.-Alcaraz

Situado a los pies de la sierra del mismo nombre, los orígenes de Alcaraz se remontan al neolítico, como bien demuestran algunas pinturas encontradas en los alrededores del actual casco urbano. Importante no perderte la iglesia  de la Santísima Trinidad y Santa María de estilo gótico y renacentista en la que podrás contemplar, además de un claustro renacentista, numerosas esculturas góticas y tablas del siglo XVI, así como numerosa imaginería borgoñona, napolitana y sobre todo, salcillesca.

El punto clave para recorrer Alcaraz es su Plaza Mayor, de origen renacentista, con forma de rectángulo irregular  bordeado de arquerías y considerada por muchos como una de las más bonitas de España. Sin moverte de ella, podrás visitar la Torre del Tardón y las lonjas de Santo Domingo y de la Regatería. 

 

 

Comenta esta noticia
Update CMP