25 de mayo de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Varapalo judicial a Monedero y Carmena por mentir en el caso del mantero muerto

Monedero, agitando Lavapiés horas después de la muerte del senegalés Myaye Mbapé.

Monedero, agitando Lavapiés horas después de la muerte del senegalés Myaye Mbapé.

Podemos y Ahora Madrid quisieron criminalizar a la Policía Municipal tras la muerte de un senegalés, víctima de un infarto. El barrio explotó. Un juez pone las cosas en su sitio.

Los sucesos ocurrieron hace un año en el barrio de Lavapiés, en Madrid. Un jovén senegalés, Mame Mbaye, falleció en marzo víctima de un infarto. Había sido atendido por varios agentes de la Policía Municipal, que le realizaron durante varios minutos maniobras cardiorespiratorias, tras caer fulminado.

Sin embargo, dada la condición de mantero del fallecido y las habituales escaramuzas entre ellos y los agentes del centro de Madrid; la izquierda radical, Podemos y el propio Ayuntamiento inició una caza de brujas contra la Policía. Incluso, la concejal Romy Arce, acusó a los agentes de haber provocado la muerte de Mbaye.

Agitados por Ahora Madrid y por algunos dirigentes de Podemos, como Juan Carlos Monedero, Lavapiés ardió en dos jornadas de graves disturbios. Ahora, la Justicia ha hablado. La Audiencia Provincial de Madrid ha confirmado que el senegalés falleció por una parada cardiorrespiratoria y no como consecuencia de la persecución policial.

Así lo ratifica una sentencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, en la que la Sección Cuarta ratifica el archivo de la investigación judicial que se abrió para determinar las causas del fallecimiento a raíz de una denuncia de SOS Racismo Madrid.

Además, los magistrados de la Audiencia madrileña mantienen el sobreseimiento provisional y archivo de las actuaciones acordado por el Juzgado de Instrucción número 48 de Madrid.

El tribunal censura que el recurso esté construido sobre "lo que no son más que afirmaciones apodícticas y especulaciones o conjeturas de la parte apelante, carentes de sustento objetivo". "De las actuaciones no se desprende el más mínimo vestigio de que el fallecido se hubiese visto sometido personalmente a ningún tipo de hostigamiento o persecución policial previa que pudiera haber desencadenado los letales efectos de la patología cardiaca que presentaba".

"No existe dato objetivo ni testigo alguno que afirme la existencia de tal hostigamiento o persecución, que no cuenta con otro sustento que las meras afirmaciones de la parte apelante", sentencian los jueces. Y remachan: "De tal relato se desprende que la policía ni siquiera perseguía al posteriormente finado y a su acompañante, sino a otras personas distintas, aunque aquellos decidiesen alejarse corriendo del lugar por miedo a ser identificados".

Tras la sentencia, la líder de Vox en Madrid, Rocío Monasterio, se ha referido a este asunto:

 

Comenta esta noticia
Update CMP