20 de mayo de 2019 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Laura Matamoros recibe muchas críticas por decir lo que piensa de la maternidad

La hija de Kiko Matamoros se ha liado la manta la cabeza para ofrecer su entrevista más sincera y gritar a los cuatro vientos lo que muchas madres no se atreven ni a decir en voz alta.

Ha pasado menos de un año desde que Laura Matamoros se convirtiera en madre del pequeño Matías.

La hija de Kiko Matamoros y colaboradora de GH DÚO MyHyV ha concedido una entrevista para la Revista Clara donde ha desvelado detalles hasta ahora desconocidos de su reciente maternidad: "La maternidad está absolutamente sobrevalorada. He recibido muchas críticas por decir lo que pienso. Hablaba con muchas mamás y me decían que la maternidad era maravillosa y yo pensaba: o me están contando una película o me estoy volviendo loca, porque mi experiencia no estaba siendo así de idílica", aseguró.

En medio de su ruptura con el padre de su hijo, y tras ser preguntada por una próxima maternidad, Laura ha confesado que, no obstante, le encantaría tener más hijos, aunque por el momento haya que esperar. "Sí, me encantaría tener otro hijo porque no soy muy partidaria de los hijos únicos. Siempre es mejor que haya jaleo en casa y poder compartir la vida, pero ya he tomado la decisión de que tengo que esperar a digerir este primer nacimiento. Ahora estoy centrada en mi trabajo y en mi hijo", comentó.

Además, explica que engordó 30 kilos tras el embarazo pero que sin dieta y gracias al deporte, su mayor aliado en estos momentos, ha conseguido perderlos: "Durante el embarazo cambió mi cuerpo y mi forma de ser. Fueron unos meses muy duros, por todos los cambios que empecé a experimentar y que no me gustaban. En el embarazo hay un componente hormonal que nadie cuenta. Es una revolución interior que a veces no es agradable. Al engordar 30 kilos mi cabeza no aceptaba mi nuevo cuerpo. La verdad es que lo pasé fatal. El boxeo me ayuda a desfogarme, a relajarme, logro evadirme de todos mis problemas".

Además, la hija de Kiko Matamoros asegura que, después de llevar tan mal los cambios que estaba sufriendo durante el embarazo, tenía miedo de no disfrutar la experiencia de la maternidad: "Cuando di a luz pensé que tal como había llevado el embarazo, iba a tener rechazo por el niño. Las dos primeras semanas no salí de casa ni a por el pan. No me podía separar de él".

En cuanto a su carrera "mi tía, Mar Flores, ha sido un modelo a seguir para mí desde pequeña, quería ser como ella. He pisado fuerte desde el principio, estoy labrándome un futuro poco a poco. Ser presentadora de televisión es un sueño para mí" pero "sé que tengo un perfil muy marcado, no creo que llegue a conseguirlo".

Comenta esta noticia
Update CMP