Policía de Paterna, en alerta por disparos con armas de aire comprimido a gatos

Gatos en la zona residencial de La Cañada (Paterna)

Gatos en la zona residencial de La Cañada (Paterna)

Vecinos y veterinarios de la zona aseguran que esta situación ya se ha dado en ocasiones anteriores y que es habitual que los felinos aparezcan con heridas en su cuerpo.

De momento, no hay denuncias interpuestas ante la Policía Local, pero sí hay denuncias en las redes sociales y mucha preocupación por los presuntos delitos de maltrato animal en La Cañada de Paterna (Valencia), donde los vecinos se han quejado, en los últimos días, de haberse encontrado varios gatos con órganos afectados por disparos con armas de aire comprimido.

La Policía de Paterna está alertada por este asunto ya que, según  los residentes y veterinarios de la zona "esta situación ya se ha dado en ocasiones anteriores -la última hace un año- y es habitual que los felinos aparezcan con heridas en su cuerpo". 

El Ayuntamiento de Paterna, a través de la alcaldía de la localidad, ha alertado a la policía local de los incidentes y su alcalde, José Antonio Sagredo, ha contestado a las quejas vecinales producidas a través de Twitter, y ha dicho que "se va a actuar con toda la contundencia". 

Los vecinos de La Cañada se muestran preocupados "por la inseguridad" que les genera estos actos y aseguran, incluso, que este tipo de hechos podría infringir varias leyes del Código Penal, junto al Reglamento de Armas estatal y la Ley 13/2004 de Caza de la Comunitat Valenciana". Y es que, según fuentes legales consultadas por ESdiarioCV, "al maltrato injustificado que se estaría produciendo a los animales, castigado con hasta un año de prisión, se sumaría el uso de armas de fuego fuera de los espacios habilitados para ello y la gravedad de hacerlo en un entorno residencial".

La autoría de los disparos contra los gatos no se ha determinado, pero para algunos vecinos, "podría tratarse de algunas personas que no quieren que estos animales deambulen por la zona y entren en las casas y las zonas colindantes, ya que en La Cañada se ha producido un crecimiento de diversas colonias felinas". Pero, "lo cierto es que la integridad física de gatos y otros animales que tenemos en nuestras casas, e incluso la de nosotros mismos, podría ponerse en peligro, ya que podríamos resultar heridos al vernos expuestos a los disparos de esta gente", comentan algunos vecinos de la zona. 

Comenta esta noticia
Update CMP