Solución patriótica constitucional

El autor defiende un acuerdo con fecha de caducidad entre los partidos constitucionalistas, incluido Vox, para abordar reformas en la Constitución.

Hay una salida a la crisis política actual. Es muy difícil pedirle al Partido Popular una abstención patriótica y además gratis, es imposible. Eso supondría entregarle todo el terreno de la oposición y, como consecuencia, el espacio del centro derecha, de la derecha más exactamente, del panorama político español, al nuevo partido Vox. Y es evidente que hay diferencias importantes en los planteamientos, en los programas, y también en los valores que defienden ambos partidos. También es cierto qué son muchos los puntos comunes entre ambos, de hecho Vox tiene su origen, sus cuadros, sus líderes y sus votantes, precisamente en el Partido Popular.

Lo que sí se podría buscar es una abstención fruto de un gran acuerdo entre los grandes partidos constitucionales, es decir, entre el Partido Socialista, el Partido Popular, Vox y Ciudadanos. De esa forma, todos los grandes partidos constitucionales pondrían todos sus esfuerzos para afrontar las necesarias reformas que España y su cuerpo normativo, necesitan de forma perentoria. Por supuesto serían bienvenidos todos aquellos partidos que, lealmente, quisieran sumarse a esta formidable tarea.

Sería un acuerdo con fecha de caducidad. El tiempo necesario para realizar las reformas mediante el máximo consenso posible, e inmediatamente convocar nuevas elecciones con la normativa que surgiera de estos nuevos "Pactos de la Moncloa".

Sin ambición de ser exhaustivo, estas reformas, muchas han sido ya propuestas por diferentes voces de mayor prestigio, deberían incluir: 

• Amplia reforma de la Ley Electoral

• Nuevo sistema de financiación autonómico

• Sistema de pensiones, primera prioridad

• Educación, igual para todos los españoles

• Reforma del poder judicial

• Estabilidad presupuestaria y reducción del déficit

• Sanidad igual para todos en toda España, sin importar la residencia

• Armonizacion de impuestos en toda España

• Garantizar la unidad de mercado

• Acceso al agua para todos los españoles. 

• Apoyo a las familias para hacer frente al reto demográfico.

• Redefinición de las empresas públicas, fundaciones y organizaciones no gubernamentales.

 

Y finalmente la necesaria reforma constitucional, que comprenda, al menos:

• La modificación de la sucesión a la Corona, terminando con la preferencia del varón

• El cierre del sistema de competencias autonómicas y su estructura, con la definición del las CCAA

• Desarrollar la reforma y actualización del Senado

• Todo aquello que sea necesario, de acuerdo con las reformas previamente señaladas

Con estos consensos, que considero vitales para un futuro optimista de España, pondríamos al día la gran labor que en España se hizo durante la transición a la democracia. Y todo esto siempre con el máximo respeto a las libertades y el bienestar de los ciudadanos españoles, que debe ser la máxima prioridad de todos los partidos políticos. 

Es el tiempo de hacerlo y una inmejorable oportunidad para ello.

* Pedro Agramunt es abogado y ex presidente de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa, ex senador por Valencia, ex presidente del Partido Popular CV y ex presidente de CEV y AVE.

Comenta esta noticia
Update CMP