Vuelve septiembre, y las colas y el colapso a los centros de salud

La falta de medios y de personal provoca de nuevo colas en los centros de Atención Primaria

La falta de medios y de personal provoca de nuevo colas en los centros de Atención Primaria

Los médicos de Atención Primaria son los rastreadores de sus pacientes. Llegan a hacer seguimiento a 60 personas diarias, lo que impide que puedan atender con eficacia sus consultas

Con la vuelta de vacaciones, y a la relativa normalidad de muchas familias, los centros de Atención Primaria recuperan el caos. Vuelven las colas, los teléfonos que suenan sin que nadie conteste, las colas y la eterna espera para ser atendidos.

La falta de coordinación, pero sobre todo la falta de recursos materiales y humanos, pone de manifiesto la pésima gestión de la Consellería de Sanidad en esta parcela. Estas son algunas de las quejas de los médicos de Atención Primaria en los centros de salud alicantinos. “La situación irá a peor conforme pasen las semanas”, se lamenta F.V., médico de familia en un centro de salud de la capital. “La vuelta al trabajo, el inicio del curso escolar de manera presencial y la relativa ‘normalidad’ que relaja la precaución de muchas personas va a traer nuevos casos y una avalancha de rebrotes en otoño”, señala. “Eso, unido a la confusión entre constipados, gripe y covid, va a provocar un colapso tremendo en los centros de salud”, matiza.

Con la llegada del frío empezarán a aparecer las patologías típicas de estas fechas, lo que puede ser confundido con coronavirus, por los síntomas y la sugestión que hay en la población. Eso puede provocar que se acuda a los dispensarios a la mínima alarma.

El colapso en los centros de salud llega por la saturación de trabajo que Sanidad está sometiendo al personal médico. “En mi centro vamos con la lengua fuera porque los seguimientos están llegando a 60 diarios para un médico, por lo que otro tiene que doblar, y todavía no ha llegado la epidemia de catarros”, señala este médico de Atención Primaria a Esdiario, y añade que “estamos haciendo el seguimiento por primaria del entorno de las personas que dan positivo, sin rastreadores. El colapso de Primaria está servido”, matiza.

Gestión telefónica colapsada

La iniciativa de gestión telefónica y telemática fue bien recibida por profesionales médicos y por pacientes. Los facultativos defienden que esta debería ser una práctica habitual en la atención primaria y su relación con las especialidades –también cuando pase la pandemia-, pero reclaman que las iniciativas vayan acompañadas de medios para poderlas poner en práctica, cosa que no ha ocurrido.

Desde el inicio de la pandemia, la atención a pacientes por parte de los especialistas se hace 50% presencial -las más graves- y 50% telefónica. Con la mera conversación el profesional médico no puede tratar con eficacia a un paciente con trastornos psicológicos, ni profundizar en la terapia de otras dolencias específicas, lo que ha generado un considerable empeoramiento de los pacientes y un retroceso en muchos tratamientos.

La atención primaria constituye el primer nivel asistencial de los ciudadanos. Representa el primer punto de referencia de los usuarios ante cualquier problema de salud. Los consultorios son la primera instancia de la sanidad pública, y ahora se encuentran colapsados por la acumulación habitual de trabajo, unido a la saturación provocada por la covid y la reanudación de los tratamientos interrumpidos durante el Estado de Alarma.

Comenta esta noticia