13 de diciembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El Banco de España pone coto al crédito al consumo

El gobernador del banco central ha recomendado al sector endurecer las condiciones de concesión de este tipo de financiación. Exige más rigurosidad y ello impulsará el negocio alternativo.

Pablo Hernández de Cos, gobernador del Banco de España, ha lanzado una advertencia a los bancos españoles. Las entidades financieras deben ser más rigurosas en la concesión de créditos al consumo ante el significativo aumento de la morosidad que se está observando, y ello va a llevar a los clientes a buscar el dinero en otro lado.

Tras varios meses de ralentización en el volumen de la concesión, el importe de nuevas operaciones de crédito al consumo ya bajó en abril en términos interanuales por primera vez en dos años por la presión del organismo central y por lo que está sufriendo el sector automovilístico, clave en este tipo de financiación. No es de extrañar así que las entidades estén cediendo terreno en este segmento de actividad a las firmas especialistas, que son las que están tirando del negocio.

El Gobernador, que intervino en un curso en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, en Santander, identificó los grandes riesgos de la banca española. Además del rigor en la concesión de créditos, destacó la baja rentabilidad, el riesgo legal –los bancos tienen pendientes muchos litigios judiciales– y la pérdida de reputación.

De Cos mantiene sus previsiones sobre efecto del alza de salario mínimo (SMI) y envió un mensaje a los responsables de la economía española. Recomienda reducir «algunas de las vulnerabilidades estructurales de la economía» antes de que lleguen tiempos peores. En concreto, reclama una reducción de la deuda exterior –incluye la deuda pública– y del déficit.

El Banco de España advierte de que futuras subidas de los tipos de interés complicarían la situación. Cree que la fragmentación política tiene visos de quedarse y, por eso, es importante aprender a gestionarla para que no lleve a una “parálisis”. Además, reclama consenso para realizar reformas y constata que las prejubilaciones –también en la banca– no ayudan a lograr el objetivo de retrasar la edad real de retiro.

Comenta esta noticia
Update CMP