29 de marzo de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

5 errores que cometemos con nuestros perros y que pueden afectar a su salud

Ya lo dice el refrán: hay amores que matan, y a menudo adoptamos con nuestros perros actitudes demasiado "humanas" que les perjudican



El perro fue el primer animal en ser domesticado por el hombre. Desde entonces han pasado más de 10.000 años y ya forman parte de nuestras familias. El problema está en que en nuestro empeño por "humanizar" a los perros a menudo cometemos errores que pueden afectar a la salud física y mental de nuestros amigos. EsdEstilo te enumera los 5 más frecuentes:

 

1- Abrazarlo constantemente:

Diversos estudios demuestran que abrazar de manera frecuente a nuestro perro puede provocarle ansiedad. Tras estudiar cientos de fotografías de personas abrazando a sus perros, el doctor Stanley Coren, profesor de psicología de la Universidad de Columbia, detectó que en un 80% de los casos había señales de estrés o ansiedad en el animal tales como ojos en blanco o medio cerrados, cabeza levantada como queriendo alejarse de los brazos que le rodean, orejas pegadas a la cabeza o bostezos. Evidentemente cada perro, como las personas, tiene una personalidad y hay algunos que toleran mejor los abrazos que otros, pero en cualquier caso siempre es mejor demostrarle nuestro cariño con una caricia o una palabra que relacione con nuestra satisfacción que aprisionándolo con nuestros brazos.

 

2-Darles de comer lo que estamos comiendo nosotros:

Los perros necesitan una alimentación específica muy baja en sal y otros condimentos. El chocolate, por ejemplo, contiene cafeína y teobromina, una sustancia que puede causar grandes daños en el sistema nervioso de los perros. La leche puede causarle diarrea, vómitos y otros problemas gastrointestinales ya que carece de la enzima encargada de digerir la lactosa, y así un larguísimo etc.

 

3-Fumar cerca de ellos:

El humo del tabaco les afecta igual que a los humanos. Está demostrado que los perros que viven con fumadores son más propensos a desarrollar tumores.

 

4-No dejar que se relacionen con otros perros:

Mantener a nuestro perro al margen de sus congéneres puede volverle hipersensible o demasiado reactivo a determinadas situaciones. Los perros, como las personas, necesitan "socializar".  Lo ideal, en vez de mantener a nuestro cachorro aislado, es llevarlo a las zonas reservadas para perros por lo menos tres días a la semana. 

 

5- No cepillarles los dientes:

A menudo se nos olvida que los dientes de los perros se ensucian y acumulan bacterias y sarro exactamente igual que los nuestros. Si nosotros nos cepillamos tres veces al día, ¿por qué no hacerlo por lo menos una vez al día con nuestro perro?. Si le acostumbramos desde pequeño, el cepillado se convertirá en un ritual diario que le ahorrará muchos problemas de salud.

Comenta esta noticia
Update CMP