La comida de Puig con Ábalos para "pactar" el futuro del PSPV

Ábalos en el Palau este miércoles.

Ábalos en el Palau este miércoles.

Pedro Sánchez hace un reconomiento de Puig cuando empieza la cuenta atrás por el futuro liderazgo del PSPV.

El ministro José Luis Ábalos presentó esta semana en la sede del Gobierno valenciano el presupuesto que su departamento destinará a la Comunitat Valenciana. "1.458 millones para paliar el déficit de inversiones" fue su mensaje al que el presidente Ximo Puig se rindió en agradecimiento. Antes del acto hubo un encuentro que ha pasado desapercibido y que, según algunas fuentes, puede marcar  el futuro del PSPV y, por lo tanto, del propio Puig.

En el almuerzo en el Palau rondó la estrategia de cara el congreso del partido. En el último, celebrado en Elche, el secretario general hizo un anuncio sin posibilidad de interpretación: "Esta es la última vez que me presento para un puesto orgánico". En ese julio de 2017, Puig se comprometía a ganar las elecciones de 2019 y a hacer un PSPV "más fuerte". Los dos anuncios se han cumplido. Cabe ahora saber si, como Rodríguez Zapatero, el líder socialista, apura su palabra. 

Los últimos movimientos no parecen que van en esa dirección. Al contrario, el propio Puig viene trasladando que está dispuesto a optar a la reelección. Pero su futuro pasa por la decisión de Ábalos, quien, como buen secretario de organización, controla el PSOE y el PSPV de Puig.

¿Qué pasó en la comida del miércoles? Se sabe que fue a instancias de Puig y ello significa que algo quería trasladar al torrentino. ¿Un pacto? Todo apunta que iría por esa línea. Unidad y diálogo son los términos que más usa el presidente en sus discursos institucionales. También en el de su proclamación en el PSPV.

Los acólitos a Ábalos quieren que Puig cumpla con su compromiso de ocho años tanto en el partido y también en la Generalitat. La opinión del ministro de Transportes y del presidente Pedro Sánchez está por despejarse en los próximos meses. Ciertos movimientos son interpretados en clave de pistas como el macro equipo que se está creando en la Delegación del Gobierno: Vicent Bufort, Rafael Rubio, Carles Arqués o el repescado ex delegado Juan Carlos Fulgencio, ahora al frente de un singular cargo en Renfe.

Horas después de la llamativa reunión a dos, el presidente del Gobierno, con la compañía del plenipotenciario Ábalos, se deshacía en elogios a Puig en la presentación en Valencia, primera escala nacional, del plan de reconstrucción europeo. Un gesto "simbólico" para apuntalar un liderazgo que a día de hoy no se cuestiona de puertas afuera.

Empresarios y presupuesto

Los Presupuestos Generales del Estado 2021 garantizan la legislatura y dan pie al ministerio inversor de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana para hacer política dentro y fuera.  La semana próxima Valencia acoge un acto empresarial en el que Ábalos tendrá oportunidad de explicar a empresarios como Antonio GaramendiVicente Boluda, José Sánchez-Llibre o Juan Roig  el estado en el que se encuentra el Corredor Mediterráneo, una infraestructura clave para la vertebración del territorio, la actividad económica y su reactivación. 

El ministerio de Transportes contará para 2021 con un presupuesto superior a 16.000 millones, un 53% más que el vigente. La capacidad de gasto de este departamento es, en la práctica, muy superior al de la Generalitat Valenciana que cuenta con algo más de 25.000 millones. 

Comenta esta noticia
Update CMP