El CIS de Tezanos llama a otro país

La subida de impuestos planea sobre nuestra economía como los mosquitos tigre con la llegada del calor y sabemos que los bolsillos de los españoles medios se verán afectados inevitablemente.

Sube Podemos según el CIS después de su descalabro en las elecciones vascas y gallegas. Increíble pero cierto -siempre según Tezanos, claro está-, pero el barómetro del mes de julio arroja unos datos inéditos. O los encuestadores han llamado a otro país -ahora que las empresas de telefonía ofrecen tantas ofertas- o realmente el resultado no se entiende. Ya sabemos que en el país de Pedro y Pablo todo es posible, pero la desaparición de la formación morada en el Parlamento gallego y la pérdida de diputados en el Vasco, no justifica las conclusiones del señor Tezanos.

Aunque se empeñe el CIS en premiar la gestión del Gobierno durante la pandemia, es un poquito difícil de creer, máxime cuando el fracaso de Podemos ha sido de órdago. Curiosamente Vox consigue su primer escaño en Álava y según el barómetro, pierde puntos. Y el PP arrasa en Galicia, pero todavía está a 11 puntos del PSOE. Es todo una contradicción realmente.

Según ha publicado recientemente un equipo de investigación de la Universidad de Cambridge, España es la que peor ha gestionado la crisis del Covid, de los 33 países analizados en el informe. 

Y en medio de este resultado tan dulce que nos ofreció el CIS, Pedro Sánchez sigue con su ronda de conversaciones con los líderes europeos y ayer nos deleitó con una imagen bucólica desde Suecia -paraguas en ristre y acompañado de su primer Ministro Stefan Löfven-. Desde el país de los premios Nobel ya nos advirtió que “todos tendemos que hacer renuncias”. Somos conscientes, señor Presidente. La subida de impuestos planea sobre nuestra economía como los mosquitos tigre con la llegada del calor y sabemos que los bolsillos de los españoles medios se verán afectados inevitablemente.

Sería ahora una brillante ocasión para que usted se planteara seriamente el “adelgazamiento” de su Ejecutivo, con 22 ministerios y cientos de cargos y asesores. Si entre todos contribuimos a racionalizar el gasto público, será más fácil dar una imagen de ahorro y voluntad de recuperación ante Europa y -en consecuencia- tendremos más oportunidades de ayuda. Eso tendría que ir unido a grandes dosis de moderación por parte de su vicepresidente Iglesias, en sus continuos ataques a La Corona, a la prensa y a la oposición.

Si seguimos con la alegría de despilfarrar que nos caracteriza y la crítica despiadada a diestro y siniestro, ya puede usted seguir predicando en el desierto. Sus palabras caerán en saco roto una y otra vez.

Comenta esta noticia