20 de septiembre de 2019 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Belén Esteban desvela la "farsa" de su boda en directo y se queda tan ancha

Belén Esteban, con su traje nupcial, en el Deluxe

Belén Esteban, con su traje nupcial, en el Deluxe

Todo el mundo se creyó que Belén Esteban se había casado el pasado sábado en Alcalá de Henares. Pero resulta que es falso. Y ella lo "confesó" en directo de esta manera.

¿Se acuerdan de la boda de la Princesa del Pueblo? ¿De esa ceremonia, con vestido de novia y pétalos de rosa por doquier, en La Vega del Henares? Ocurrió el pasado sábado, como todo el mundo sabe, pero es mentira. Una farsa. Un karaoke nupcial en el que los novios movían la boca como para decir "Sí quiero" pero las voces no eran suyas, entre decenas de invitados ilustres y un sinfín de ostras y salmorejos en el menú.

Pues bien, todo fue una pantomima. En realidad, Belén Esteban no se casó ese día en Alcalá de Henares con Miguel Marcos, como todo el mundo pensaba. Ya se había casado, un día antes, y la confesión de la trola la hizo ella misma, en directo, en el Sábado Deluxe, con Jorge Javier Vázquez de maestro de ceremonias.

“Me casé un día antes en la notaría de mi pueblo y no se enteró ni el Tato”, dijo la Esteban sin pudor alguno, disfrazada de nuevo de novia, en el plató que es su hábitat natural.  Debía de referirse a Paracuellos del Jarama, un pequeño municipio cercano a Madrid, que es en realidad la ciudad en que nació, vivió y estudió, por llamarlo de alguna manera, en su infancia y adolescencia.

 

Es obvio que la Princesa del Pueblo tuvo que montar un numerito nupcial por razones laborales, pues sin eses espectáculo hubiera tenido más difícil encajar sus obligaciones televisivas en su vida personal, pero habrá quien piense que le han dado gato por liebre. Eso sí, al menos lo ha contado, aunque sea a posteriori.

Y no fue eso lo único que desveló en Telecinco. Ojo al ramillete de anécdotas narradas en primera persona, algunas de ellas bien podrían formar parte de alguna de las películas más costumbristas de Pedro Almodóvar.

“Por la mañana llegamos a casa en furgoneta. Mi madre, la pobre, tuvo que levantarse a abrirnos”, explicó antes de romper el encanto tópico sobre la legendaria noche de bodas que suele acompañar a cualquier enlace en el imaginario popular: "Hubo noche de bodas, pero por la mañana", dijo con ese tono populachero que tanta fama le ha dado".

Y ojo a los dos bombazos que soltó para conmocionar los cimientos del Deluxe, encantado con tata primicia y con los shares de audiencia por los cielos: Belén Esteban quiere tener su segundo hijo, dándole un hermanito a la célebre Andrea Janeiro y, ahora sí, quiere casarse por la Iglesia, para borrar del todo la huella de Jesulín en su vida.

Comenta esta noticia
Update CMP