28 de septiembre de 2020 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Begoña Gómez da por fin la cara y confiesa cuáles son sus verdaderas intenciones

Begoña Gómez en la Sala Fortuny.

Begoña Gómez en la Sala Fortuny.

Otrora siempre en primer plano y acaparando titulares llamaba mucho la atención su "desaparición en combate" desde hace casi un mes. Esto es lo que tiene en mente la mujer de Pedro Sánchez.

Desde la toma de posesión de su marido como presidente del Gobierno Begoña Gómez estaba "desaparecida" en combate pero este miércoles esposa de Pedro Sánchez dio por fin la cara en la gala solidaria África en la piel en la madrileña sala Fortuny. 

Su reaparición fue prácticamente sorpresiva ya que su equipo avisó con apenas 15 minutos de antelación. Begoña apareció vestida de negro con un traje tipo esmoquin y el pelo suelo y sus únicas palabras fueron "todo bien" cuando los periodistas le preguntaron "qué tal".

Eso al grueso de periodistas, porque Paloma Barrientos parece que tuvo una conversación más distendida con ella en la que confirmó que el traslado de Pozuelo de Alarcón al Palacio de la Zarzuela no fue demasiado traumático: "Fue un cambio muy rápido y precipitado, pero ya hemos pasado el periodo de adaptación".

Tampoco ha supuesto mayor problema para sus hijas: "Hemos tenido suerte porque ha coincidido con el final de curso y por lo tanto no ha afectado en nada a su rendimiento escolar. Para ellas va a ser una experiencia enriquecedora. Tienen 13 y 11 años y es más fácil acomodarse que si tuvieran 16 y quisieran salir por su cuenta. Aún están en esa edad que se conforman con ir al cine o al burguer con sus amigas. Lo normal a esas edades. Me preocupa más el tema de las redes sociales y el peligro para niños y adolescentes". 

Begoña, que trabaja para la empresa de captación de fondos para ONG Inmark Europa, asegura que "tengo intención de seguir trabajando y por supuesto mantener la vida que he hecho siempre". Eso sí, también dejó claro que no va a ser una mujer florero: "Creo que puedo ayudar y dar visibilidad a cuestiones solidarias".

Lo que no sabe muy bien es cuándo podrá irse de vacaciones con su marido y sus hijas: "Dependerá de cómo vayan las cosas. La verdad es que estoy deseando".

Comenta esta noticia