24 de noviembre de 2020 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Una duda sobrevuela la enfermedad que realmente padece Kiko Rivera

Creer o no creer, esa es la cuestión. Pero en las últimas horas ha surgido en voz alta una pregunta sobre lo que verdaderamente le pasa al hijo de Isabel Pantoja que pone los pelos de punta.

 

 

En los últimos días ha vuelto a desatarse la tormenta entre los Pantoja. Pero esta vez los truenos y centellas no los lanza Isa Pi, que lejos de los malos rollos prepara boda con su novio Asraf. Esta vez es Kiko Rivera quien tras confesar en Sálvame Deluxe que padece depresión ha desatado la ira de su madre. Al parecer Isabel Pantoja escuchaba atónita desde Cantora como su hijo hablaba abiertamente de la tristeza que le embarga desde hace tiempo y el desánimo que le ha hecho caer en una depresión.

Esa llamada ha supuesto un detonante más en el distanciamiento que podrían mantener madre e hijo en los últimos tiempos. Lejos de adoptar un tono tolerante y comprensivo, Isabel le recriminó a su hijo desconocer la situación anímica en la que se encuentra y le quitó importancia comparándolo con la pandemia mundial que padecemos desde hace nueve meses y por la que mucha gente se ha quedado en el camino y otras tantas personas no levantan cabeza por la enfermedad.

Horas después de su entrevista televisiva el dj lanzaba este mensaje en su Instagram: "Uno no elige cómo sentirse en cada momento y creo que tengo todo el derecho del mundo a sentirme así. Hoy nace un nuevo día y con él intentaré tener nuevas ilusiones. Iremos paso a paso despacio y sin pausa".

El mazazo fue implacable para un Kiko que posiblemente no esperaba esa reacción de su madre a la que siempre ha estado muy unido. Así, lejos de producirse una llamada o un encuentro “face to face”, volvía a recurrir a las redes para lanzar un nuevo mensaje a navegantes, esta vez su madre era la destinataria: “Las palabras se las lleva el viento... 3 días y aún sigo esperando que vengas a darme un beso. ¡Hoy comienza un nuevo día! ¡Nada ni nadie podrá conmigo, podéis estar seguros! ".

Kiko Rivera reconoció que necesita ayuda psicológica para superar esa tristeza y ese desánimo que se han convertido, según él, en los protagonistas de su día a día. Sin embargo el dj ha encontrado en
las redes la fuente del desahogo que necesita para expresar sus sentimientos y los objetivos que se replantea a partir de ahora: “Voy a centrarme en mi música. Voy a centrarme en mi cuerpo. Voy a centrarme en mi mujer e hijas. Voy a centrarme en sonreír. En resumidas cuentas voy a centrarme en ser Feliz” ¡Ahora no tengo fuerzas para rendirme!”.


Kiko Rivera, al igual que una gran parte de la ciudadanía sufre las secuelas laborales de la pandemia que nos azota. En los últimos años el hijo de Pantoja se ha refugiado en la música, un sector que ha resultado ser de los más vulnerables ante la crisis que vivimos.

La falta de trabajo y de expectativas y los problemas económicos que viene arrastrando últimamente, han sido para Kiko Rivera solo algunas de las causas de su depresión.

La otra cara de la moneda es la reflexión que sobrevuela en el aire sobre si: ¿realmente Kiko Rivera padece depresión?, ¿se podría estar confundiendo esa falta de expectativas con una enfermedad
tan seria como la depresión?. Creer o no creer, esa es la cuestión.

Comenta esta noticia
Update CMP