27 de mayo de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Guaidó "invita" a España a entrar en guerra con Venezuela si detienen a Leopoldo

Maduro, en estos días de tensión extrema

Maduro, en estos días de tensión extrema

La tensión crece en la embajada española por la presencia de Leopoldo López, mientras Guaidó envía un mensaje entre líneas a Pedro Sánchez y su tibio apoyo.

¿Puede entrar España en guerra con la Venezuela de Maduro? Nada lo indica, pero el presidente proclamado del país, Juan Guaidó, lo ha sugerido abiertamente, culpando al régimen, si se da una condición: que no respete la permanencia de Leopoldo López en la embajada española en Caracas, a todos los efectos suelo nacional, y acceda a sus instalaciones a detenerle. Algo que no está descartado al 100%.

El proclamado lo ha dicho a su manera, con ese lenguaje premeditadamente inconcreto que sin embargo, en este contexto de enorme tensión, lo dice todos: si las fuerzas de seguridad intentan entrar en la residencia del embajador español en Caracas para detener al líder opositor Leopoldo López, "sería una amenaza de guerra" a España.

 

"Sería una amenaza de guerra a un país", ha contestado Guaidó, preguntado en una rueda de prensa en Caracas sobre la posibilidad de que fuerzas venezolanas irrumpan en la sede diplomática. El jefe de la Asamblea Nacional también ha indicado que sería una violación de la Convención de Viena que regula las relaciones diplomáticas y consulares.

"Si quieren cometer ese severo error de intentar violar territorio español y la Convención de Viena y secuestrar a un huésped, adelante con la locura", ha añadido. "La cantidad de errores ya no sería uno, sino cien", ha remachado.

Las "normas"

Sobre la presencia de López en la residencia del embajador español, donde está en condición de "huésped", ha reconocido que en las misiones diplomáticas "hay reglas" y "normas" que respetar, además de "ser cortés".

"El agradecimiento, por supuesto, porque es un gesto no solamente diplomático sino de humanidad. Sabemos lo que es la cárcel política en Venezuela", ha dicho en alusión a España, aunque la procesión va por dentro y ni la oposición venezolana ni la española entienden la tibieza del Gobierno de Sánchez a la hora de posicionarse claramente de su lado.

Guaidó ha reaccionado de esta forma a la polémica advertencia que ha lanzado horas antes el ministro de Exteriores español desde Beirut, donde está de viaje oficial. Josep Borrell ha anunciado que se limitará la actividad política de López porque "España no va a permitir que su Embajada se convierta en centro de activismo político" por parte de nadie.

Borrell y López

El mandatario interino ha recordado que hay otros opositores en una "situación similar" a la de López, al tiempo que ha dado las gracias a Panamá y Colombia por acoger a "muchos militares". "Estamos tratando de que sea lo más factible posible para la tranquilidad (...) de muchos otros que están en situación de asilo", ha zanjado. Aunque ninguno es del relieve de López ni en el contexto de Venezuela, un caso único que el Gobierno de España intenta presentar como uno más.

PP y Ciudadanos han elevado sus protestas por esa actitud, aceptada a regañadientes por Leopoldo López padre, candidato popular en las inminentes Elecciones Europeas.

Comenta esta noticia
Update CMP