La marcha de un concejal de Benicàssim reabre la heridas de Ciudadanos

Domingo Lorenzo afirma que no dejará el acta de concejal "para seguir trabajando por Benicàssim"

Domingo Lorenzo afirma que no dejará el acta de concejal "para seguir trabajando por Benicàssim"

El adiós, que se atribuye más a su desvinculación desde hace meses que al apoyo al estado de alarma, se produce en un contexto de "expectación y desafección" entre cargos y bases

Expectación y desafección. Cuando preguntas a dirigentes destacados de Ciudadanos o a concejales de base del partido por la situación interna, utilizan calificativos como estos. En unos casos, con acento de ligera esperanza, y en otros, con el de abatimiento.

En lo que sí que coinciden las fuentes consultadas es en que el caso de Domingo Lorenzo, concejal de Benicàssim que ha anunciado su marcha, aunque sin dejar el acta, por su público malestar con el apoyo al estado de alarma, no tendrá un efecto dominó en la Comunidad Valenciana, aunque en medios nacionales lo hayan enlazada con los daños colaterales de abandonos por esos votos en el Congreso de apoyo a la propuesta del presidente del Gobierno.

"Es una excusa para tomar la decisión porque hacía mucho tiempo que no trabajaba ni acudía a los actos ni a las comisiones. Siempre se justificaba en una operación de cadera, pero ya no colaba después de nueve meses", explica un importante responsable de la estructura autonómica de Ciudadanos, que desliza una opinión. "La alcaldesa (del PP) podría estar instigándolo para que no deje el acta y así tenerlo controlado y, de paso, debilitar a Ciudadanos", apunta.

En el Ayuntamiento de Benicàssim el Partido Popular, con seis concejales, gobierna gracias al apoyo de los tres ediles de Cs, grupo que lidera la diputada provincial y portavoz  de Ciudadanos en la Diputación de Castellón, Cristina Fernández , y del que forma parte todavía Domingo Lorenzo. En la oposición se hallan los cuatro munícipes del PSPV-PSOE, los dos de Compromís, el de Unides Podem y el de Vox. 

"Domingo es una persona muy especial. No sé si creerme la excusa que ha puesto. Igual no es cierta. Y no veo en el horizonte nuevas marchas por ese motivo", explica un relevante dirigente local de Ciudadanos que domina la vida interna del partido y que conoce bien al concejal de Benicàssim.

Al igual que el anterior interlocutor, descarta abandonos de concejales en los próximos días por esa cuestión, aunque advierte de que "está habiendo numerosas bajas entre la afiliación. Existe mucha desafección y, si no se produce una reorganización profunda a corto plazo, podría haber más abandonos, aunque sin que tengan relación con las votaciones en el Congreso".

Otro cargo de primer nivel de Ciudadanos se muestra más prudente con un posible efecto de multiplicación de bajas en el partido por el respaldo a la prolongación del estado de alarma y, en general, por la situación por la que atraviesa la formación. "Resulta complicado saber aún qué puede pasar y si se marchará más gente. Existe mucha expectación dentro del partido por el futuro", recalca.

Ese porvenir pasa por una reorganización interna que se alarga en el tiempo debido a que la cúpula nacional aún no ha divulgado el reglamento para llevarla a cabo. Todavía no ha aclarado cuestiones básicas como la denominación de los cargos en los futuros comités autonómicos y provinciales, qué peso y capacidad de decisión tendrán y cómo se elegirán.

Domingo Lorenzo, además de concejal en Benicàssim, fue diputado nacional de Ciudadanos tras las elecciones de 2015. En noviembre de 2016 dejó su acta en el Congreso aduciendo motivos personales y lo relevó Sandra Julià. 

Comenta esta noticia