22 de noviembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Sánchez activa el eje Moncloa-PP-Cs pero contiene a Casado y Rivera

El presidente en funciones justifica la no adopción de medidas extraordinarias en que el constitucionalismo no se puede permitir errores. "Nos quieren exaltados y divididos", advierte.



"No vamos a sobreactuar, seremos serenos y firmes". Por si quedaba alguna mínima duda, Pedro Sánchez la disipó a última hora del día al descartar la aplicación de cualquier medida excepcional en Cataluña a día de hoy. Llámese Ley de Seguridad Nacional o artículo 155 de la Constitución. 

El presidente en funciones compareció después de reunirse con Pablo Casado, Albert Rivera y Pablo Iglesias para garantizarse la lealtad de los tres al Gobierno en estos momentos de zozobra e incertidumbre, una vez anidada la violencia en las calles de Cataluña. 

Y la lealtad de los presidentes del PP y Ciudadanos la tiene a pesar de que ambos apuestan ya por la aplicación del 155. En cambio, el líder de Unidas Podemos vinculó su respaldo a Sánchez a la búsqueda de una vía de diálogo, distanciándose así del eje formado por el Gobierno del PSOE, el PP y Cs.  

 

El presidente en funciones comenzó expresando su "reconocimiento y gratitud" y el de la ciudadanía a la Policía Nacional, la Guardia Civil y los Mossos por su labor y su "contención". 

Y después afirmó que no hay "nada que objetar" ante quienes se manifiestan pacíficamente contra la sentencia, pero que el Ejecutivo no va a consentir que "la violencia se imponga a la convivencia". Momento en el que hizo un llamamiento a Quim Torra: "Tiene el deber político, moral de condenar sin excusas ni paliativos el uso de la violencia en Cataluña".  

El socialista justificó su decisión de no poner en marcha mecanismos excepcionales en que ello sería contraproducente. "La única esperanza de los violentos es que cometamos errores. Nos quieren exaltados para alimentar la espiral violenta, y nos quieren divididos. Nos deben encontrar firmes, serenos y unidos", remachó. 

La semana pasada el Gobierno activó un comité de coordinación con José Luis Ábalos como portavoz para que la coordinación sea, según Sánchez, "impecable" y para estar en "alerta permanente". De él forman parte representantes de todos los ministerios, del Gabinete de la Presidencia, de la Vicepresidencia, del departamento de Seguridad Nacional y del CNI. Y está en permanente comunicación con los partidos de la oposición.

"La moderación en la respuesta es también otra forma de fortaleza. Vamos a superar estos episodios de violencia", prometió Sánchez. "La convivencia y la tranquilidad será restaurada en Cataluña", insistió. 

Comenta esta noticia
Update CMP