01 de abril de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El jefe del Ejército en Cataluña pone a Sánchez el primer desafío con Iglesias

El teniente general Aznar Ladrón de Guevara, en un acto junto a Puigdemont antes del 1-O.

El teniente general Aznar Ladrón de Guevara, en un acto junto a Puigdemont antes del 1-O.

Las políticas de Estado van a ser las primeras pruebas de fuego del nuevo "gobierno progresista". ¿Quién mandará el CNI? ¿Se aprobarán los presupuestos que necesitan las Fuerzas Armadas?



6 de enero, Pascual Militar. Día grande del Ejército. Y una de esas contadas jornadas en las que los generales hablan. En un escenario político inédito, todo apunta a que las reivindicaciones de nuestras Fuerzas Armadas van a chocar frontalmente con un gobierno sui generis, en el que el partido que lo apuntala no oculta su desprecio al trabajo de los militares y su pacifismo de salón.

Pero Pedro Sánchez ya sabe lo que tiene sobre la mesa. El inspector general del Ejército, Fernando Aznar Ladrón de Guevara, ha afirmado este lunes que España "debe realizar un esfuerzo añadido para converger hacia el compromiso económico acordado por todos los aliados" de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) en el porcentaje del PIB dedicado a Defensa.

 En su discurso por la Pascua Militar en Barcelona, ha felicitado a los Mossos d'Esquadra por su 300 aniversario y a la Guardia Civil por sus 175 años, y ha deseado que se "mantengan la lealtad institucional, confianza mutua y eficaz colaboración hasta ahora demostradas" entre estos cuerpos, la Policía Nacional y el Ejército.

Antes de su discurso en la recepción oficial en el Salón del Trono en el Palacio de Capitanía, el Inspector General ha pasado revista a una Compañía de Honores y ha impuesto una decena de condecoraciones a autoridades civiles y militares.

 

Comenta esta noticia
Update CMP