El Bigotes pone en el primer plano a Vicente Rambla y a Camps

Alvaro Pérez.

Alvaro Pérez.

Alvaro Pérez, El Bigotes, condenado a 13 años de prisión por el caso Fitur, compareció ante la titular del juzgado de instrucción número 17 de Valencia en calidad de testigo a petición propia. El escrito presentado por su abogado en el Juzgado hacía conferir que el condenado por corrupción aportaría pruebas sobre presuntas mordidas relacionadas con el circuito de la Fórmula 1 de Valencia. La declaración de Pérez poco más aportó de lo que ya se había desvelado en jornadas previas.

Se sabía que iba a acusar al entonces vicepresidente del Gobierno valenciano Vicente Rambla de haberle facilitado los planos del circuito. Y estaba por descontado que iba a implicar en todo el proceso al ex presidente de la Generalitat Francisco Camps, quien fue su "amigo del alma", a otros miembros de su gobierno. Pérez, en su declaración de cerca de tres horas, sacó nombres de políticos en activo. La jueza, al parecer, le cortó en seco y le instó a centrarse en su declaración sobre la Fórmula 1. De hecho en el acta de la comparecencia no aparecen a quién se refería el "testigo".

Pérez mantuvo que los contratos estaban amañados incluido el de las gradas al que aspiraba empresas de la trama Gürtel. De lo declarado por El Bigotes se desprende que de nada le sirvió el "privilegio" de contar con los planos del circuito. Fuentes conocedoras de la declaración apuntaron que Pérez trató de implicar a un buen número de personas sin aportar nuevas pruebas o datos concluyentes. El documento principal es una grabación realizada en 2006 en la que el miembro de la Gürtel Francisco Correa mantiene que El Bigotes logró los planos del circuito antes de que sean públicos.

 

 

Comenta esta noticia
Update CMP