20 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Lambán se queda solo como el "pepito grillo" del PSOE tras la rendición de Page

Lambán, Susana Díaz (de espaldas) y Page, comparten un corrillo.

Lambán, Susana Díaz (de espaldas) y Page, comparten un corrillo.

El presidente de Aragón ha vuelto a lanzar un puyazo este martes a Sánchez por sus pactos con Esquerra y Bildu. Pero clama en el desierto del "sanchismo absoluto".

El PSOE va a volver a salvar la última prórroga del estado de alarma gracias a sus pactos multibanda con Esquerra, PNV, Cs y algunas polémicas complicidades como la de Bildu.

Pero Pedro Sánchez ya no tiene contestación alguna en el seno de su partido. Apenas los pellizcos de monja del presidente aragonés, convertido en el nuevo pepito grillo del socialismo, tras el entreguismo absoluto de Susana Díaz y Emiliano García-Page a La Moncloa.

Y este martes ha habido una nueva muestra de la soledad de Javier Lambán. El presidente de Aragón ha asegurado que los pactos con Ciudadanos le producen "mucha tranquilidad", frente a otros que le generan "mucha inquietud".

Así se ha pronunciado en una entrevista en Aragón Radio sobre el acuerdo anunciado este martes entre el Ejecutivo central y Cs por el que el primero se compromete a llevar a cabo cinco medidas propuestas por la formación naranja a cambio de su voto favorable en la que será la sexta y última prórroga del estado de alarma decretado por la pandemia del coronavirus.

Lambán ha comentado que "nunca" ha tenido "ninguna queja" con Cs en Aragón, con quien llegó a acuerdos la pasada legislatura y mantuvo una "relación muy fructífera", también en ésta, un partido que colabora "con sentido de Estado, proclive y propicio a los acuerdos antes y ahora".

Un tono muy distintos con la estrategia de Sánchez el que también este martes ha expresado su compañero de filas, el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page. Page ha llegado a justificar el reciente acuerdo del PSOE con Bildu considerado que el inédito y criticado pacto fue "propio de un estado de máxima necesidad y agobio".

"Bildu ha tenido una ocasión de salvar vidas después de haber estado toda la vida haciendo lo contrario",  ha llegado a decir Page durante una entrevista en Onda Cero.

El presidente castellanomanchego tampoco ha querido relacionar a Bildu con el resto de partidos nacionalistas e independentistas del arco parlamentario, asegurando que es "caso aparte". "No comparto para nada la ideología de ERC ni la nacionalista, en definitiva, pero no voy a confundir nunca a aquellos que han defendido la violencia de quien no lo hace, por muy violento que resulte escucharlos".

M.B
Comenta esta noticia