30 de marzo de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La maldición del 8M: Moncloa confirma el positivo de Calvo tras varias evasivas

Carmen Calvo en la manifestación del 8M.

Carmen Calvo en la manifestación del 8M.

Permanece ingresada en una clínica privada desde el domingo por la tarde. Es la tercera miembro del Gobierno que estuvo en la pancarta y cae enferma. También la mujer y la madre de Sánchez.



La vicepresidenta Carmen Calvo tiene coronavirus. La Secretaría de Estado de Comunicación lo ha confirmado este miércoles por la tarde después de 48 horas de evasivas y desmentidos. Y justo haciendo coincidir el escueto comunicado con el debate en el Congreso sobre la prórroga del estado de alarma, para mitigar su impacto en la opinión pública.

La versión oficial es ésta: "La vicepresidenta había tenido en pruebas anteriores un resultado negativo, pero, a juicio médico, el último no proporcionaba datos concluyentes. Por este motivo, se le ha repetido la prueba, cuyo resultado se acaba de conocer".

El rumor sobre su contagio llevaba circulando desde que se conoció su ingreso en la clínica privada Ruber Internacional de Madrid, el domingo por la tarde. Acrecentado por el hecho de que transcurrían las horas y nada se sabía del resultado del test.

El martes por la tarde Moncloa comunicó que la número dos de Pedro Sánchez se había sometido a la prueba y que había dado negativo pero "no concluyente", una absoluta anomalía. 

Este miércoles, a última hora de la mañana, Fernando Simón quiso cubrir a Calvo y acabó enredándose más al afirmar: "Los test de PCR son muy sensibles, tienen una altísima capacidad de detectar y son muy específicos (...). Es muy poco frecuente, pero hay situaciones que pueden evocar un cuadro médico muy similar. La combinación hace que en algunas ocasiones, rara vez, se pueda dudar del cuadro clínico o de la fiabilidad del test".

La vicepresidenta primera se convierte en la tercera miembro del Gobierno en infectarse, después de las ministras Irene Montero y Carolina Darias. Las tres participaron en la manifestación del 8M en Madrid, como asimismo la mujer y la madre de Pedro Sánchez, que también están contagiadas. De hecho Calvo encabezó la delegación del PSOE y Montero, la de Unidas Podemos (iban en pancartas distintas). 

Según Moncloa, la cordobesa "evoluciona favorablemente y recibe el tratamiento médico prescrito. Permanece en la clínica, con el protocolo de aislamiento y cuarentena preceptivo".

La baja de la vicepresidenta primera hace subir un puesto en el escalafón a Pablo Iglesias: si Sánchez también cayera enfermo, él sería el presidente en funciones.

Comenta esta noticia
Update CMP