03 de diciembre de 2020 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Este es el tercer hijo de Campos y no Rocío Carrasco, como se dice hace años

Ni Terelu, ni Carmen, ni sus nietas, ni siquiera la hija de Borrego o Rociíto. Hay una persona que está de fiesta que se comporta con la presentadora como con una "madre de verdad".

 

 

Teresa Campos no está sola. Gustavo Guillermo es la persona que acompaña a su jefa desde hace 30 años. Llegó a su vida en la época de TVE y desde entonces no se ha separado ni un momento. Gustavo es algo más que su chófer como se le conoce en los medios de comunicación. Guillermo -es su apellido- es el tercer “hijo” de la comunicadora malagueña y no Rocío Carrasco como se va contando desde hace años. Rocío Carrasco ni la visita tanto ni está al tanto de su día a día.

Gustavo es el “familiar” que ríe con Teresa. Habla. Juega. Llora. Comparte. Gestiona. Gustavo acude todos los días a almorzar con Campos y en la sobremesa comparte momentos íntimos. Teresa Campos se lo cuenta todo a su fiel amigo. La confianza que ha depositado en Gustavo ha llegado a límites de ser la persona responsable y autorizada para acudir a las sucursales bancarias para realizar todo tipo de trámites. La presentadora no está sola porque de eso se encarga él.



Hoy 21 de octubre es un día especial en la casa de Teresa Campos. Gustavo cumple 50 años y lo celebra con ella mano a mano y alrededor de la mesa. Ni en el día de su cumpleaños, ha querido dejar sola a su jefa y amiga. Ha renunciado a parte de su vida personal con amigos y amigas para no tener contacto con posibles Covid-19 y no perjudicar a quien ya es “su segunda madre”. La vida de Gustavo es de su casa a la casa de Teresa y camino contrario. Hoy apaga las 50 velas con la periodista.

Así suple con creces las ausencias de Terelu y Carmen -las dos hijas- y los tres nietos -José María, Carmen y Alejandra-. Es su nieta Carmen la que más cerca está de su abuela y quien más la visita pero muy lejos de la presencia de su chófer.

Comenta esta noticia
Update CMP