Servicio público

"El servicio público me llama nuevamente". Sagrario Sánchez, columnista de EsdiarioCV, reflexiona sobre su vuelta a Les Corts Valencianes y las sensaciones que le produce

Cuando me disponía a escribir unas reflexiones sobre actualidad, he recibido una noticia que ha cambiado sin ninguna duda mi agenda diaria. El servicio público me llamaba nuevamente, ya que una compañera ha decidido renunciar a su acta.


Por eso desde la experiencia, y la frialdad de la distancia, como ciudadano en este tiempo, que lee, se informa, opina, discute, …vive y sufre la realidad de los aciertos o tropiezos de las acciones propias y de los demás, que por supuesto en el servicio público tienen mucha más relevancia, he decido hacer unas reflexiones.


Estamos en unos momentos en que la participación pública asusta. Es difícil, creo para los sensatos, apostar por una dedicación en el que cualquier acción o decisión es enjuiciada desde muchos ámbitos, muchos medios, muchas circunstancias, en el que lo más frecuente es que esa viralización acabe cambiando la realidad, el hecho o la acción. En el que lo que se percibe, normalmente no es la realidad ( para algunos la verdad), sino el resultado de esa transformación.
Ante ello, ¿qué hacer?, se preguntan personas formadas que tienen su trabajo en la materia del pensamiento, de la acción y de la palabra.


Creo que no hay otra forma de cambiar la realidad que formando parte activa de la misma, cada uno en su ámbito. Luchando, aportando para intentar que todos podamos vivir mejor, que las desigualdades sean cada vez menos, que los jóvenes puedan vivir y desarrollarse en su ámbito, si quieren, porque hayamos sido capaces de generarles oportunidades. Donde todos los niños tengan una familia que los quiera y los cuide, y los mayores sientan retribuido en cariño y cuidados sus esfuerzos de toda una vida.


Puedo asegurar que conseguir sólo una mínima cosa de todo ello, satisface, y cuando consigues una, te motiva la siguiente, y otra, siempre intentado algo más, y así me parece fuerte decirlo pero engancha, sería más correcto decir satisface, llena, te desarrolla como persona, ¡no hay nada más gratificante!


Han pasado muchas cosas en los últimos tiempos, que han desprestigiado el servicio público, pero creo que eso pasará, y todas las personas comprenderemos que unos necesitamos de los otros, cada uno en su cometido, pero siempre por una misma causa, que debe ser el bien común, valorando todas las aportaciones, porque la verdad absoluta es difícil, o quizás imposible.


Voy por todo ello a intentarlo nuevamente desde el servicio público, intentando contribuir desde mi grupo, el popular, a fiscalizar, aportar, luchar, ayudar, escuchar, proponer,… con las armas de la democracia, a que la sociedad valenciana viva mejor, y seamos todos cada vez más felices.

 

*Nueva diputada del Grupo Popular en Les Corts Valencianes

Comenta esta noticia
Update CMP