23 de noviembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Sánchez entra en pánico por su pacto con Bildu y se dirige hasta a los afiliados

Sánchez, en una reunión del PSOE

Sánchez, en una reunión del PSOE

El presidente se saca de la manga una carta interna para calmar las aguas pero no explica nada de su acercamiento a Otegi y se limita a denunciar supuestas "fake news".

Pedro Sánchez es consciente del hondo malestar suscitado por sus acuerdos con Bildu, pero le echa la culpa a los medios de comunicación, a la oposición e incluso a la vieja guardia del PSOE. Pero algo debe carcomerle por dentro como para necesitar dirigirse por carta a los cada vez menos numerosos militantes socialistas.

Y eso es lo que ha hecho, en una misiva adelantada por Servimedia y confirmada por la Cadena Ser y Cope en la que no da ninguna explicación concreta sobre su entendimiento con el partido de Arnaldo Otegi, al que él mismo rechazó en incontables ocasiones hoy olvidadas: desde 2018, de manera directa o indirecta, los acuerdos con la heredera de Batasuna han incluido mociones de censura, investiduras, pactos en Navarra, reforma laboral y ahora los propios Presupuestos.

Pese a ello, el secretario general del PSOE se refiere al "ruido partidista" como única razón de la polémica, desechando la certeza de que él mismo se presentó a las urnas rechazando incluso el diálogo con Bildu:

"Querido compañero; querida compañera: estamos a la vez frente al mayor reto que ha vivido nuestro país en un siglo y ante una oportunidad histórica. Y debemos estar a la altura. Más allá del griterío partidista hay una sociedad golpeada y maltrecha que espera respuestas y soluciones".

 

Sin referirse a Otegi, que aparece como aliado estratégico para alianzas sólidas en Madrid y Vitoria a futuro, Sánchez lanza todos los mantras habituales para contener el posible malestar de sus propios militantes, a los que prometió consultar las grandes decisiones y a los que, en la práctica, olvida desde aquel anuncio.

"Se difunden primero acusaciones falsas y llamativas, fake news; se promueve en segundo lugar el odio y la polarización; y, en tercer lugar, se niega legitimidad a los resultados electorales, y se escamotean sus consecuencias, sea en el ámbito del Poder Judicial, en el Tribunal Constitucional o en cualesquiera de los demás órganos constitucionales",  se limita a justificar, sin decir a qué bulos se refiere en concreto.

Comenta esta noticia
Update CMP