18 de octubre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Endesa reactiva la actividad térmica en AsPontes

La compañía energética ha vuelto a poner en marcha un grupo para continuar con pruebas de carbón mezclado con un porcentaje de biomasa. Los trabajadores mantienen la huelga convocada.

La central térmica de Endesa en As Pontes de García Rodríguez ha reactivado esta semana uno de los cuatro grupos con los que cuenta el complejo industrial, utilizando como materia prima tanto el carbón importando que llega en barco hasta el puerto exterior de Ferrol como restos de biomasa y lodos.

Esta puesta en marcha busca proseguir con las pruebas para estudiar si es rentable la mezcla de ambos combustibles, con un 10-15% de orujillo de aceituna, otro 10-15 % de lodos y el resto carbón, para generar el suficiente poder calorífico para mover las turbinas y además lograr una rebaja de las emisiones de CO2.

El próximo miércoles, 16 de octubre, está convocada una jornada de huelga general en As Pontes, y también está previsto hacer una concentración en Madrid ante la sede de la Embajada de Italia en España, ya que la eléctrica española está participada, en un 70% por la italiana Enel, para protestar por las actuaciones que Endesa está tomando con estas instalaciones.

Y es que el mercado ya había quedado sorprendido con el anuncio del cierre de las dos últimas grandes centrales térmicas de carbón de Endesa, As Pontes (A Coruña) y Litoral (Almería), una decisión que se esperaba como pronto para 2020 y que ha dejado ciertas dudas sobre el proceso de cierre planteado. En realidad, la compañía no ha solicitado la autorización pertinente al Gobierno para llevar a cabo su desmantelamiento y de momento se trata de un proceso de discontinuidad en la producción.

Fuentes del sector opinan que el operador del sistema puede requerir que al menos algunas unidades permanezcan disponibles durante un par de años para garantizar el suministro de sus clientes (ambas plantas generaban 2.000GW), lo que además permitiría a Endesa seguir sumando a sus cuentas el llamado pago por capacidad, un abono que hace el Gobierno a las firmas eléctricas por mantener sus centrales térmicas para que estén disponibles en caso de necesidad del sistema. Lo que es una realidad es que, a día de hoy, la producción mediante carbón de Endesa duplica a las renovables y de ciclo combinado.

Comenta esta noticia
Update CMP