Despropósito o realidad

Como si el clima generase una rueda en la que todo gira a su alrededor, los acontecimientos sociales, políticos y económicos se suceden en un despropósito sin igual.

Estamos en un momento que hasta la atmósfera contribuye a generar nervios e incertidumbre, y, si no, pensemos en las tragedias y alarmas que han provocado las recientes lluvias a numerosos vecinos en nuestros pueblos. ¡Con las ganas que teníamos de que lloviera!, y cuando lo hace, a menudo es con consecuencias dañinas.

Y como si el clima generase una rueda en la que todo gira a su alrededor ( no en vano hay informes científicos que estudian las consecuencias de la climatología en el carácter y actitud de las personas), pues así los acontecimientos sociales, políticos y económicos se suceden en un despropósito sin igual.

¿Por qué a quién no le produce un sarpullido la imagen de Pablo Iglesias entrando en la cárcel de Lledoners a negociar con Junqueras el apoyo a los presupuestos del Estado? Creo que no habrá ningún español indiferente ante tal imagen. La indignación y la vergüenza es el sentimiento que he oído, más generalizado. Al margen de la preocupación porque nuestro presidente Pedro Sánchez entregue España al líder de Podemos y a los independentistas para seguir ocupando la Moncloa.

Pero por si la realidad no está suficientemente confundida, la rectificación posible del Supremo ante las consecuencias de su sentencia dictada por la Sala Segunda de lo Contencioso, que obliga al banco a pagar el impuesto de actos jurídicos documentados en las transacciones aseguradas con hipoteca, y libera al comprador, cómo sucedía hasta ahora. contribuye especialmente. Insólito despropósito que paraliza las consecuencias de esta decisión, hasta que lo acuerde el pleno del Alto Tribunal.

No menos transcendencia en estos episodios surrealistas tiene la desmesurada escenificación de la complicidad entre el presidente Sánchez y su adversaria y opositora en otros momentos ( hace nada), la presidenta de Andalucía, Susana Díaz. ¡Qué abrazo más traicionero! Tras el cual se hace realidad, el lema “todo por un voto”. Aunque no hace más que visualizar el poso de enfrentamiento que existe entre dos líneas políticas que convergen a la fuerza en momentos electorales, pero tienen líneas totalmente paralelas.

Por supuesto los acontecimientos de nuestra tierra no son tampoco un suspiro de tranquilidad. Para muestra, la noticia que hemos conocido esta semana, en la que un diputado de la transparente y ética fuerza política Compromís tiene su coche particular en el taller del parque público de la Diputación de Valencia, como si de uno particular se tratase, recordándonos las tan denostadas épocas autoritarias de servicio de lo público al interés particular de los poderosos.

Menos mal que entre tanto despropósito,se han celebrado los Premios Princesa de Asturias 2018, y hemos escuchado a Su Majestad, el Rey Felipe VI, recordar la importancia de la Constitución de 1978 como un marco perfecto de convivencia, que además nos une a todos los españoles, en nuestra nación que es España. Como ya lo hiciera el recién nombrado Doctor Honoris Causa a título póstumo por la Universidad Católica de Valencia, el expresidente del Gobierno don Adolfo Suarez González.

Comenta esta noticia
Update CMP