04 de abril de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Los más radicales de Podemos huyen de Pablo Iglesias por ser ya "casta"

Teresa Rodríguez liderará a los 'anticapis' en una nueva formación.

Teresa Rodríguez liderará a los 'anticapis' en una nueva formación.

No participarán en la III Asamblea Ciudadana Estatal donde el vicepresidente segundo del Gobierno asumirá el control absoluto de los morados sin que nadie se atreva a toserle.



Está claro que la III Asamblea Ciudadana Estatal de Podemos -o Vistalegre III, como se la conoce popularmente - de próximo mes de marzo va a ser un auténtico paseo militar para Pablo Iglesias. Investido ya de la púrpura ministerial, lo suyo va a ser una reelección a la búlgara como líder de los morados. Nadie se atreverá a toser al político que en tan sólo cinco años ha llevado a los más enragés del movimiento 15-M de la Puerta de Sol al Gobierno de España. Una travesía que se ha saldado en el camino con la fuga del resto de tres de sus principales fundadores: Íñigo Errejón, Luis Alegre y Carolina Bescansa, cansados de los tics autoritarios y de las purgas del líder supremo

Hace tan sólo unos días, la diputada regional Teresa Rodríguez, la coordinadora de Podemos en Andalucía y lideresa de la coalición Adelante Andalucía, anunciaba, en un vídeo inédito junto al propio Iglesias, su divorcio político.

 

La intención de Rodríguez, estrechamente vinculada a la corriente Anticapitalista de Podemos es lanzar una nueva formación de izquierda más radical que Podemos y de corte regionalista. Horas después era otro reconocido anticapi, el eurodiputado Miguel Urbán quien seguía sus pasos, anunciando que deja Podemos. Eso sí, ninguno de los dos ha renunciado a sus escaños.

La huida de Rodríguez y Urbán eran tan solo la punta del iceberg de la profunda sima que se ha abierto entre los de Iglesias y los anticapis, que ya no tragan formar parte de Podemos porque consideran que el partido se ha convertido en la casta que decían combatir en 2015.

 

El movimiento de adiós definitivo

Así, Anticapitalistas han confirmado este domingo que no participará en Vistalegre IIII después que la Coordinadora Confederal -su máximo órgano de dirección entre asambleas- decidiera por unanimidad no acudir ni presentar documentos o candidaturas.

 

En un comunicado, ha expresado que Vistalegre III, que el partido morado tiene previsto celebrar a finales de marzo, se plantea como "una ratificación de la estrategia de subalternización al PSOE de su dirección". "Sin deliberación previa y sin analizar la sangría que Podemos ha sufrido como organización durante los últimos años, no parece que haya posibilidades de cambiar este modelo", ha añadido.

De este modo, los anticapitalistas han anunciado que desde este domingo centrarán sus debates en decidir su relación definitiva con Podemos, un proyecto que, según han apuntado, contribuyeron "a fundar" y al que le dedicaron "esfuerzos". La decisión definitiva sobre la continuidad en el partido de Pablo Iglesias se comunicará el 28 de marzo tras la celebración de una conferencia.

Además, la corriente más a la izquierda de la formación morada ha criticado el "rumbo" de Podemos tras su entrada al Gobierno de coalición con el PSOE. "La entrada de cinco ministros de Unidas Podemos a un gobierno progresista-neoliberal hegemonizado por el PSOE, en el que ese partido controla los principales resortes del poder, lejos de debilitar al actual régimen político, suponen integrarse en el mismo y considerar su gestión como el único horizonte posible", ha recalcado.

En este sentido, ha mostrado su rechazo a determinadas políticas concretas adoptadas por el Ejecutivo porque, a su juicio, "renuncia a confrontar con los grandes poderes económicos".

Constatamos que existe una diferencia enorme entre los objetivos del Podemos que contribuimos a formar hace seis años y la deriva actual, mediante la cual se ha pasado de impugnar a la clase política y a las élites económicas a convertirse en parte de la primera sin tocar los beneficios de las segundas", ha zanjado.

 

Nueva formación política

Por su parte, Anticapitalistas anunció este jueves en un comunicado que su intención es construir "una fuerza que luche por cambiar el sistema de raíz", que sea "antagonista al régimen", y que no se "conforme 'con lo que hay'" ni con entrar en un gobierno "bajo la dirección de un partido neoliberal como el PSOE".

La salida de los anticapitalistas, que contribuyeron a fundar Podemos en 2014, llega ahora tras seis años de diferencias con Iglesias, su equipo de dirección, y su estrategia política y organizativa, aunque el detonante ha sido la alianza con los socialistas.

Este sector siempre ha sido la corriente más a la izquierda de la formación, y en el último congreso, la asamblea de Vistalegre II de febrero de 2017, recabaron el apoyo del 13% de los militantes.

Si bien llegaron a liderar el partido en varias comunidades autónomas, actualmente su poder se limitaba principalmente al equipo de Rodríguez en Andalucía y al puesto de Urbán en la Ejecutiva estatal, como secretario de Memoria Histórica.



Comenta esta noticia
Update CMP