30 de marzo de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Ayuso no se fía de Sánchez y pone por escrito sus peticiones en una dura carta

Isabel Díaz Ayuso participó en la reunión a distancia con los presidentes autonómicos desde el lugar donde guarda su cuarentena

Isabel Díaz Ayuso participó en la reunión a distancia con los presidentes autonómicos desde el lugar donde guarda su cuarentena

La presidenta de la Comunidad de Madrid, que no quiere que el Gobierno se la juegue, defiende la unidad de acción sanitaria y económica contra el coronavirus pero desde la "máxima lealtad".



Isabel Díaz Ayuso cree que el Gobierno de Pedro Sánchez no está jugando limpio con la Comunidad de Madrid en la crisis sanitaria del coronavirus. Y tiene algunas razones de peso para pensarlo. De ahí que no se haya conformado con recordarle su lista de peticiones al presidente del Ejecutivo en la videoconferencia de la mañana del domingo con los presidentes autonómicos, sino que se la ha puesto por escrito en una dura carta que contiene más de un mensaje duro y directo.

"La normalidad debe volver a reinar en la vida de los madrileños y españoles. Por eso debemos actuar con responsabilidad", ha sostenido en la misiva. Para la jefa del Ejecutivo autonómico madrileño, solo hay una manera de vencer al virus "y es unidos" y en ese camino tendrá de su parte "la máxima lealtad y colaboración".

 

En la carta, la presidenta ha comenzado recordando que en la autonomía han sido "días de trabajo sin descanso y a contrarreloj" que han hecho posible que se haya dado de alta a 1.900 que han superado el coronavirus así como celebrando que el Gobierno "haya reaccionado" en asuntos tan delicados como permitir que empresas puedan dar menús a niños sin recursos o que las comunidades pudiesen seguir comprando material sanitario por su cuenta.

"El Gobierno de la Comunidad de Madrid lleva trabajando en escenarios como el que estamos viviendo desde hace meses. Por eso sabemos lo que tenemos que hacer y llevamos semanas demostrándolo", ha defendido. En este sentido, les ha trasladado de nuevo sus peticiones, con toda claridad.

En primer lugar, le ha pedido que se comprometa "a no retener el material sanitario adquirido por la Comunidad de Madrid", que ya está llegando de otras partes del mundo. De no ser así, según Ayuso, "estaría incurriendo en una dejación de funciones si confundo lealtad institucional con inacción".

 

Además, también le ha señalado la necesidad de que se mantengan abiertos en la Comunidad "algunos de los hoteles que generosamente han ofrecido para albergar al personal sanitario que llega de fuera, las mujeres que sufren violencia machista y no pueden seguir en sus casas, los turistas que se quedan sin alojamiento, o algunas de las personas sin recursos que viven en la calle".

En relación con las clínicas sanitarias y centros de fisioterapia y masajes, le ha trasladado su "inquietud" sobre el estado en el que se encuentran. En este sentido, ha asegurado que les han demandado "un marco jurídico claro" y su Gobierno "no tiene competencias para ello".

Un plan económico ambicioso

Respecto a las necesidades económicas, ha hecho hincapié en que su previsión de gasto ya asciende a 1.195 millones de euros. "Esta situación se torna aún más difícil sin la liquidez necesaria para afrontarla. Tenemos aún pendientes sendos recursos judiciales en relación con los 377 millones de euros correspondientes al IVA de 2017 y los 54 millones de euros que no se nos abonaron en 2019 por las entregas a cuenta de dicho año", ha subrayado.

Para Ayuso, "es el momento idóneo para acabar con estas diatribas y abrir una línea extraordinaria de liquidez al 0 por ciento para que las comunidades" puedan abordar los gastos extraordinarios que se acumulan, así como que dichos gastos "no computen para los compromisos de estabilidad presupuestaria".

 

Por último, le ha solicitado "encarecidamente que sea más ambicioso en el plan económico para afrontar la crisis". En este punto, ha remarcado que "no se pueden quedar de cualquier plan que se diseñe las pymes y los autónomos" así como ha pedido garantizar "el acceso a la liquidez".

"Considero que las soluciones deberían pasar por dos vías: acceso directo a liquidez y exención de una parte importante la factura fiscal de nuestros autónomos y empresarios, especialmente los de menor tamaño. Hay que eximir del pago de tributos como el IVA o el IRPF al tejido empresarial más vulnerable y de la cuota de la seguridad social para los 3,3 millones de autónomos registrados en la Seguridad Social", ha propuesto.

 

Comenta esta noticia
Update CMP