30 de septiembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Ve la luz la factura del capricho de Sánchez de repetir las elecciones del 28-A

Sánchez junto a Iván Redondo, ideólogo de la repetición electoral de las elecciones de abril de 2019.

Sánchez junto a Iván Redondo, ideólogo de la repetición electoral de las elecciones de abril de 2019.

El líder del PSOE y su gurú, Iván Redondo, decidieron repetir las generales de abril de 2019 y se volvió a votar en noviembre. Este es el pastizal que los partidos gastaron en balde.

Ahora ve la luz la factura de un capricho. El de Pedro Sánchez e Iván Redondo de repetir las elecciones generales del 28 de abril de 2019 y volver a convocar otras el 10 de noviembre, comicios que alumbraron el actual gobierno de coalición entre PSOE y Podemos. Ahora, se conoce el gasto de los partidos políticos en una cita con las urnas, la del 28-A, que no sirvió para nada.

Los partidos declararon un total de 60 millones de euros en gastos electorales con motivo de aquellas elecciones generales , según se recoge en el informe de fiscalización del Tribunal de Cuentas correspondiente a esos comicios.

En el informe, el fiscalizador detalla que los partidos declararon recursos por un total de 58,89 millones para aquella convocatoria electoral, la mayor parte de los cuales (23,69 millones) procedieron de créditos bancarios.

Además, los partidos consignaron 22,80 millones de aportaciones realizadas por los ellos mismos, 12,35 millones de adelantos de subvenciones electorales y 47.258,38 euros llegaron de aportaciones privadas.

Los gastos regulares justificados ascendieron a un total de 60 millones de euros, correspondiendo más de la mitad (34,58 millones) a operaciones electorales ordinarias y los 25,90 millones restantes al envío de propaganda electoral.

Respecto a las operaciones de tesorería, todas las formaciones políticas abrieron una cuenta bancaria específica para las elecciones como fija la ley, aunque en algunas se han detectado fondos no ingresados en esas cuentas electorales (por un total de 1,11 millones), así como gastos electorales no abonados a través de cuentas electorales (por importe conjunto de 1,12 euros).

 

Comenta esta noticia