23 de marzo de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El gran regalo de 2.000 millones que Sánchez no le reconocerá a Rajoy

El anterior Gobierno le dejó a Sánchez los presupuestos hechos y el mercado laboral en auge, pero también una herencia crucial: 2.000 millones de obra pública en marcha.

Los vaivenes políticos de los últimos meses no han hecho mella en la programación y puesta en marcha de grandes infraestructuras licitados durante el último Gobierno del PP: Sánchez estrenará o presentará proyectos bien llamativos y esperados durante años, y todos se los deberá curiosamente a Rajoy.

Así, la licitación de obra pública por parte de las distintas administraciones se disparó un 39% en la primera mitad del año, de forma que sumó un importe inversor de 6.665,8 millones de euros, gracias al impulso de los trabajos de construcción del AVE y de proyectos autonómicos y locales.

 

La obra pública sorteó así cualquier eventual parón derivado del cambio de Gobierno en la Administración central de principios del pasado mes de junio, según datos de la patronal de grandes constructoras y concesionarias Seopán.

Las primeras obras con el nuevo Gobierno

Durante el sexto mes del año, el primero del nuevo Ejecutivo, el Gobierno central promovió obras por valor de 377,6 millones, más del doble (+145%) respecto a mayo.

En el caso del Ministerio de Fomento, principal órgano inversor de la Administración central, lanzó proyectos en junio por 319,93 millones, importe que también multiplica por más de dos el del mes precedente y que en su mayor parte (254,9 millones) correspondió a trabajos de AVE.

Así, en el conjunto de los seis primeros meses del año, el Departamento que actualmente dirige José Luis Ábalos sacó a concurso contratos de obras por importe de 1.197,14 millones de euros, un 60% más que un año antes.

El peso del AVE

La mitad de estos trabajos correspondieron a obras de construcción de los distintos corredores de Alta Velocidad (AVE) actualmente en marcha, que supusieron 508,8 millones, volumen que, además, casi quintuplica (+482%) al de un año antes.

En los seis primeros meses, Fomento sacó a concurso obras por 1.197,14 millones, un 60% más que un año antes

El acelerón en los trabajos del AVE compensó la caída del 6,1% registrada en la licitación de obras de carreteras, que sumaron una inversión de 231,6 millones en el semestre.

En cuanto a puertos y aeropuertos, que autofinancian sus obras de forma que no se costean con los presupuestos públicos, mientras que Puertos del Estado las disparó un 39%, hasta suponer 184,3 millones, Aena las redujo un 9%, hasta 216,1 millones.

La importancia del año preelectoral

La recuperación que la obra pública viene registrando en España desde los mínimos históricos que tocó durante la crisis viene también impulsada por el aumento de inversión tanto de comunidades autónomas como administraciones locales durante este ejercicio, previo al de las próximas elecciones.

 

Así, los ayuntamientos, diputaciones y cabildos son las administraciones que más volumen de obra licitó en el semestre en todo el Estado, dado que sumó 3.158 millones, un 47,5% más.
De su lado, las autonomías lanzaron proyectos por 2.061 millones, lo que arroja un incremento del 28,2% respecto a un año antes. La Comunidad de Madrid es la región que más licitó, con 503 millones en obras, una cuarta parte del total regional y el doble que un año antes.

Después se situaron Andalucía, que promovió proyectos por 323,7 millones, con un aumento del 18,7%, y Cataluña, donde la Generalitat licitó obra pública por 192 millones, un 1,8% más.
En consecuencia, en el primer semestre del año crecieron los proyectos competencia de estas dos administraciones.

Los trabajos en centros sanitarios se duplicaron y alcanzaron los 538,10 millones de euros, y los de centros educativos sumaron 448,9 millones un 33,7% más. También creció un 23% la licitación de depuradoras y desaladoras, y un 37% la correspondiente a proyectos de tratamientos de residuos.

 

Comenta esta noticia
Update CMP