16 de octubre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El juez Llarena desoye a la Fiscalía y deja en libertad a Forcadell bajo fianza

Carmen Forcadell, a su llegada este jueves al Supremo.

Carmen Forcadell, a su llegada este jueves al Supremo.

Hace 20 años que el Alto Tribunal no envía a prisión a un aforado. La estrategia de romper con Puigdemont y Junqueras y acatar el 155 le ha servido a la presidenta del Parlament.

La presidenta del Parlamento de Cataluña, Carmen Forcadell, no va a correr la misma suerte que los exmiembros del Govern encarcelados por la juez de la Audiencia Nacional, Carmen Lamela. Su estrategia de arrepentimiento parece haberle dado resultado. El magistrado del Tribunal Supremo, Pablo Llarena, decretó finalmente prisión eludible bajo el pago de una fianza de 150.000 euros.

Además, el magistrado deja en libertad a Lluís Corominas, Lluís Guinó, Anna Simó y Ramona Barrufet con siete días para pagar una fianza de 25.000 euros por persona. No obstante, Llarena impone medidas cautelares para todos ellos una vez que hayan depositado las respectivas fianzas. Así, tendrán prohibición de salir del territorio nacional, se les retirará el pasaporte y tendrán comparecencias semanales en el Juzgado. Mientras tanto, el sexto imputado en la causa por rebelión, sedición y malversación en el Supremo, Joan Josep Nuet, queda en libertad sin ninguna medida cautelar

Tras una jornada maratoniana en el Alto Tribunal, Llarena tomó esta decisión tras escuchar a la Fiscalía en la preceptiva vistilla. En ella, el Ministerio Público pidió el ingreso en prisión incondicional de la presidenta del Parlamento de Cataluña y para Lluís Corominas, Lluís Guinó y Anna Simó. Solicitó también prisión pero bajo fianza para Ramona Barrufet y libertad para Joan Josep Nuet. En ese momento, Forcadell y al menos tres exmiembros de la Mesa del Parlamento manifestaron que renuncian a la vía unilateral de independencia, según informaron fuentes presentes en la declaración.

Las declaraciones comenzaron pasadas las 9.30 horas de la mañana con Forcadell, que ha sido la que más tiempo ha comparecido ante el magistrado instructor. Durante algo más de dos horas, fue preguntada por los actos que realizó para facilitar los debates parlamentarios que culminaron con la declaración unilateral de independencia (DUI) del pasado 27 de octubre.

Según fuentes presentes en la declaración, la presidenta del Parlament calificó de "declarativa" y "simbólica" la DUI y aseguró que ésta no tenía valor jurídico tras ser preguntada por este extremo por los representantes de la Fiscalía.

Por otra parte, Forcadell aportó durante su declaración diversos documentos que vendrían a confirmar que las cuentas del Parlament están siendo intervenidas por Hacienda, con el objetivo de contrarrestar la acusación de malversación de fondos públicos de los que le acusa también el Ministerio Público.

A Forcadell le han seguido Lluís Corominas, Lluís Guinó -quien sustituyó al primero como vicepresidente de la Mesa de la Cámara Catalana el pasado 17 de julio, explicaron fuentes jurídicas-, Anna Simó, Ramona Barrufet y Joan Josep Nuet. Este último es el único no aforado, al no estar actualmente en la Diputación Permanente del Parlamento de Cataluña.

 

Algunas decenas de ciudadanos se concentraron en defensa de la unidad de España frente a las puertas del Tribunal Supremo.

 

Todos ellos, salvo la presidenta del Parlament, declararon alrededor de una hora y contestaron a las preguntas de la Fiscalía. Una dinámica que supone un cambio de estrategia con respecto a la seguida el pasado 2 de noviembre por ocho exmiembros del Govern, quienes que se negaron a responder a las preguntas del Ministerio Público durante el interrogatorio al que les sometió la juez de la Audiencia Nacional, Carmen Lamela, quien acordó contra ellos prisión incondicional.

Forcadell acató el artículo 155 y calificó de "simbólica" la declaración de independencia

Las mismas fuentes subrayaron que los fiscales Fidel Cadena, Consuelo Madrigal primero, y Javier Zaragoza y Jaime Moreno (que sustituyeron a los anteriores al empezar la declaración de la cuarta investigada, Ana Simó), incidieron durante su interrogatorio sobre si las intenciones de los parlamentarios eran violentas, lo que ellos negaron.  Reconocieron no obstante que sus llamamientos pacíficos pudieron terminar en incidentes en las calles aunque ésta no fuera su intención.

Arropados por un centenar de simpatizantes y cargos públicos

Alrededor de un centenar de personas, entre los que se incluían diputados y senadores de partidos independentistas, han arropado a las puertas del Tribunal Supremo a Forcadell y el resto de los antiguos miembros de la Mesa. Portando varias esteladas, han coreado, tanto en castellano como en catalán, consignas como Madrid está con el pueblo catalán, Presos políticos, libertad, y No estáis solos.

Las puertas del alto tribunal han amanecido atestadas de gente, entre periodistas y manifestantes, a la espera de que llegaran los investigados, que fueron convocados a las 9.30 horas de este 9 de noviembre, día de la Almudena, patrona de la ciudad de Madrid, después de que la semana pasada, cuando estaba prevista la primera citación, los abogados pidieran un aplazamiento al no haber podido preparar la declaración ante el magistrado Pablo Llarena.

 

Comenta esta noticia
Update CMP